Archivo de la etiqueta: cultura

Los Juegos Olímpicos y la situación del mexicano

Por Jacqueline Miranda De los Santos

Este verano iniciaron los juegos olímpicos en Rio de Janeiro, se llevaran a cabo en un periodo del 5 al 21 de agosto. Parece que hablar de este tema es una fiebre deportista que a todos nos ha invadido, sin embargo, en esta ocasión me gustaría abordar, este tema desde dos ópticas. La primera de ellas un cuestionamiento que hasta cierto punto resulta un tanto injusto para los deportistas, estas preguntas radican en ¿Por qué hasta este momentos los deportistas mexicanos no han obtenido ninguna presea? Criticando severamente el desempeño de los atletas. Aquí radica otro punto fundamental, ¿Por qué criticamos el desempeño de los deportistas de acuerdo a su peso o color de piel? Es absurdo que nos sintamos indignados por los comentarios racistas hechos por personajes como Donald Trump cuando nosotros lo hacemos cotidianamente hace la persona que se encuentra más próxima.  Ese breve artículo hará dos análisis sobre este tema, esperando lograr una reflexión en sus lectores.

Desde una óptica administrativa

“La Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), como actualmente la conocemos, es una institución del gobierno mexicano, encargada de desarrollar e implantar políticas de Estado que fomenten la incorporación masiva de la población a actividades físicas, recreativas y deportivas que fortalezcan su desarrollo social y humano, que impulsen la integración de una cultura física sólida, que orienten la utilización del recurso presupuestal no como gasto sino como inversión y que promuevan igualdad de oportunidades para lograr la participación y excelencia en el deporte.”

La CONADE tiene como objetivo principal que México se posicione entre los primeros lugares mundiales en el ámbito deportivo, además de formar y fomentar la cultura deportiva, entre los mexicanos. Se encuentra ubicado en el Plan Nacional de Desarrollo en su objetivo 3.4, nos dice que como parte de objetivos primordiales está el acercar a la sociedad al deporte y así acercarlos a una vida más saludable, además prevé crear políticas públicas que generen una infraestructura deportiva y de la actividad física.

En el portal de la CONADE se ven tres programas principales, que a continuación se mencionan:

  • PROGRAMA DEPORTE
  • PROGRAMA CALIDAD EN EL DEPORTE
  • PROGRAMA DE CULTURA FISICA

El primer programa nos proporciona la siguiente información: “El Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento, es un complejo con instalaciones deportivas y académicas con el objetivo de desarrollar deportistas de alto rendimiento para mejorar el desempeño deportivo de México en competencias internacionales.” Y nos invita a visitar el siguiente link: http://cnar.gob.mx/index.html .

Tras los juegos olímpicos en Londres 2012 y los resultados obtenidos, la sociedad mexicana no conocedora y la conocedora, pensó que en Rio 2016 la situación sería muchos más prometedora para nosotros, ¿Por qué? Por la sencilla razón que desde los informes rendidos por la CONADE constamos con una mejor infraestructura que apoya no solamente físicamente al deportista sino también mentalmente. Es algo lógico si se piensa en los varios de millones de pesos invertidos en este tema, sin embargo, hace uso días la atleta mexicana Aida Roman hizo un señalamiento, la falta de apoyo a los deportistas mexicanos por parte de la CONADE además de hacer notar un favoritismos por los altos cargos de este órgano. Otra de las situaciones a resaltarse, es el uniforme del boxeador mexicano quien lo recibió parchado, aunque en esta ocasión para ser culpa de la Federación Mexicana de Boxeo que no lo registró a tiempo. Es fundamental dentro de cualquier estructura de la administración pública que exista coordinación en el trabajo a realizar, en las políticas públicas a implementar. Sumando puntos negativos otra situación similar a las anteriores es la de los mexicanos José Carlos Herrera, Brenda Flores, Marisol Romero y Daniel Vargas, quienes tuvieron que dormir en la calle al ser desalojados del hotel por falta de pago.  ¿Qué pasa con todas estas situaciones? la cantidad que recibe la CONADE para generar programas de apoyo a los atletas, no es una cantidad de miles sino de millones de pesos, quizá, debería analizarse con mayor profundidad si los recursos económicos son utilizados para los deportistas o para que altos funcionarios paguen unas vacaciones en las sedes deportivas.

El peor enemigo del mexicano, otro mexicano

Alexa Moreno, una gimnasta mexicana recibió crueles críticas a su imagen física tras su participación, uno quizá podría pensar que esa severidad fue lanzada por personajes como Donald Trump, sin embargo en esta ocasión fue hecho por los mismos mexicanos. “Alexa Moreno se hace presente en los juegos olímpicos, inspirada por mamá Lucha de Bodega Aurrera”, críticas sobre el color de su piel o su peso, lo incongruente es que en nuestro país hay varios miles de mexicanos con problema de sobrepeso derivado de su escaza actividad física. Y haciendo un ejercicio de reflexión hacia el pasado no es la primera vez que se critica a una atleta mexicana por su físico, este ha sido el caso de la especialista en halterofilia Soraya Jiménez Mendevil, quien la acusaban de ser hombre por ser “poco femenina” olvidándonos que nos dio la gloria en Sídney 2000. Otro caso es el de Ana Gabriela Guevara campeona mundial en Paris 2003 y medallista olímpico, a quien también se le dieron fuertes críticas por su aspecto físico, tal parece que la sociedad mexicana ha sido programada para creer que el éxito deportivo es para la gente “bonita” o lo que ellos consideran “bello” que comúnmente va ligado a rasgos físicos como piel clara, cabello rubio. Lo que es obvio es que hablar de belleza es una cuestión subjetiva y no hay un parámetro general, y aunque lo hubiera porque esto tendría que ser una cuestión que impida el apoyo a nuestros compañeros, quizá es el hecho de que Octavio Paz tenía razón y seguimos siendo unos hijos de la Malinche, resentidos por la traición de alguien que era de nuestro mismo sentir. Quizá por eso necesitamos siempre de ser el que no apoye ni haga nada. La incongruencia es la esencia del alma del mexicano.

ALEXA-MORENO-1

Quizás aquí deriva también el problema de que los altos cargos prefieran desviar fondos, antes que usarlos en programas reales de apoyo, es el resentimiento que aún nos tenemos los unos a los otros.

¿Qué pasará si no ganamos alguna medalla en estas olimpiadas? Será claramente el reflejo de una sociedad fragmentada, resentida en diferentes sectores, desde las autoridades administrativas, hasta la sociedad mexicana, quien seguirá opinando que es mejor gastar el dinero en otras cuestiones antes que seguir fomentando el deporte, porque el desempeño de los atletas fue absurdo, escaso. Creo que tan solo llegar ahí, hace que se distingan unos de otros.

LO SENSORIAL COMO ELEMENTO CONDUCTOR EN LA LLUVIA DE FUEGO DE LEOPOLDO LUGONES

Por Jairo Castillo Vàzquez

El fuego, desde comienzos de la humanidad, ha sido un elemento objeto de admiración, culto, respeto, y miedo. Leopoldo Lugones utiliza este elemento junto con un mito de la tradición judeocristiana para llevar a cabo su cuento fantástico La lluvia de fuego.

Recopilado en el libro Las fuerzas extrañas[1], este cuento es de destacarse debido a que se le ha brindado una escasa atención y por ende el mínimo análisis. Para muestra basta retroceder a 1973, fecha en que Robert M. Scari hace un breve pero atinado artículo sobre las características principales del cuento[2], en donde destaca que éste  “ha sido sepultado durante setenta años” (Scari, “El cuento” La lluvia de fuego” de Leopoldo Lugones.” 113).

Si bien hay varios estudios acerca de La lluvia de fuego, la variedad de objetos a analizar es considerable, con lo que aumentan las posibilidades de análisis del cuento; y es que presenta una variedad de temas que aún no han sido tocados, que pueden y deben ser analizados[3]. Uno de los aspectos que merecen ser estudiados en este relato es el uso de la percepción, vertida por el autor en forma de descripciones; la presencia constante de los sentidos en la narración realizada por el protagonista y sus constantes observaciones frente a la inminente tragedia, hacen que el cuento no sólo sea una narración de una historia, sino que funge también como una historia de horror de corte sicológico.

El argumento es simple: basada en la destrucción de la ciudad pecadora de Gomorra, Lugones enfoca la historia en su narrador personaje, un viejo que parece haber dejado el placer de la carne por el de los sentidos “En el comedor me esperaba un almuerzo admirable; pues mi afortunado celibato sabía dos cosas sobre todo: leer y comer. Excepto la biblioteca, el comedor era mi orgullo.[…] […]Desde entonces, entregado a mis jardines, a mis peces, a mis pájaros” (Lugones 210). El cuento a lo largo de su desarrollo nos brinda descripciones realizadas mediante la percepción a través de los sentidos, los cuales son el tema a analizar en el presente trabajo.

lluvia de fuego

El inicio como indica el subtítulo, abre con una evocación, en donde el narrador-personaje describe el día de la tragedia, un día normal, a través de lo sensorial;  “hormigueo popular […] “un ruidecito de arena”. (Lugones 209). Son las captaciones a través del sentido del oído que nos sitúan espacialmente en una ciudad tumultuosa y cercana al desierto. Es el oído junto con la vista, de la que hablaremos a continuación, que hiperboliza lo curioso del fenómeno donde “Casualmente lo había advertido, mirando hacia el horizonte en un momento de abstracción […] aunque esto también lo duda debido a que “parece confundirse con una ilusión óptica” (Lugones 209). Y es que lo óptico está presente también y juega un papel importante en la realización del implacable castigo divino; la vista es la que priva de la tranquilidad al protagonista ya que al advertir que efectivamente es cobre incandescente el que cae del cielo, un cielo límpido y leitmotiv que parece contradecir a este fenómeno,  dejando paso a un vago terror (Lugones 210)

¿Por qué lo sensorial toma importancia para este análisis? Es debido a que la narración se apoya en las descripciones que el protagonista brinda a través de su interacción con su ambiente y permiten al lector imaginar cómo es que vivió esta catástrofe. Y es que no hay un momento en que el desarrollo de la historia se vea privado de lo que captan los sentidos,  van de la mano potenciando el efecto narrativo de sorpresa y de terror del protagonista como reacción natural ante el peligro: “Bruscamente acabó mi apetito; y aunque seguí probando los platos para no desmoralizar a la servidumbre, aquélla se apresuró a comprenderme. El incidente me había desconcertado.” (Lugones 211) ya que anteriormente menciona que sus placeres se dedican a deleitar el gusto, oído y vista.

Una vez domado el terror de lo desconocido e inverosímil, debido a una botella de vino envenenada y por consecuente a la posible elección del momento de su muerte[4], pasa a un estado de excitación en donde la barbarie y destrucción que percibe a su alrededor pasan a ser un espectáculo[5] que captará y desarrollará en la historia.

Siguiendo sobre la línea de los sentidos, los animales que aparecen en la historia funcionan como agentes mensajeros de la fatalidad, creando efectos de terror[6] consiguiendo que la sucesión de eventos no se separen del progresivo declive que se capta, primero en el caso de las aves que lo notan cuando “cesaron de cantar” posteriormente en vez de huir al ser liberados por el protagonista “se amontonan” (Lugones 211).   El segundo grupo de animales que son el rostro de la desgracia son los leones, que al correr locos de sed, son advertidos por el narrador como una sombra de la majestuosidad que representan:

Pelados como gatos sarnosos, reducida a escasos chicharrones la crin, secos los ijares, en una desproporción de cómicos a medio vestir con la fiera cabezota, el rabo agudo y crispado como el de una rata que huye […] para proseguir con algo aún más terrible: ¡Ah…! nada, ni el cataclismo con sus horrores, ni el clamor de la ciudad moribunda era tan horroroso como ese llanto de fiera sobre las ruinas. (Lugones 218)

Como otro punto a destacar en este análisis es la contraposición como una especie de leitmotiv que se puede definir en las siguientes etapas: primero el horror debido a lo inverosímil del acontecimiento que es una lluvia de cobre incandescente, segundo con los daños causados cuando no sólo no se detiene el fenómeno, sino que se intensifica esta “fuerza extraña”:

La fuerza sugestiva de los relatos está reforzada con antítesis temáticas como la casi monótona insistencia en la limpidez del cielo […] […] y violentos contrastes de ambiente entre los cuales los más marcados son los que establece […] entre el clamor de la ciudad condenada, por un lado, y el silencio de la cisterna subterránea en que se refugia el protagonista por el otro, y el contraste luz-oscuridad que surge, en el mismo relato, cuando el sol al declinar se pierde en humo y polvareda, dando lugar a la lucha pavorosa entre tinieblas y fuego. (Scari, Ciencia y ficción en los cuentos de Leopoldo Lugones. 178)

La anterior acción dentro de la historia, nos ayuda a afirmar que el cuento posee varias contraposiciones que siguen conectadas con lo sensorial al ser el oído y la vista los responsables de captar mediante la imaginación del lector ante la descripción de dichos eventos haciendo la función de contrapunto entre el realismo y lo fantástico en el cuento.

Los sentidos al no separarse de la narración, ayudan a construir la imagen de lo que no sólo es el protagonista, sino también la ciudad en la que vive, que al ver detenida la lluvia de cobre, no muestran el menor signo de arrepentimiento o temor sino todo lo contrario[7]:

Más numerosa que nunca, la gente de placer coloría las calles; y aún recuerdo que sonreí vagamente a un equívoco mancebo, cuya túnica recogida hasta las caderas en un salto de bocacalle, dejó ver sus piernas glabras, jaqueladas de cintas. Las cortesanas, con el seno desnudo según la nueva moda, y apuntalado en deslumbrante coselete, paseaban su indolencia sudando perfumes. Un viejo lenón erguido en su carro manejaba como si fuese una vela una hoja de estaño, que con apropiadas pinturas anunciaba amores monstruosos de fieras: ayunta-mientos de lagartos con cisnes; un mono y una foca; una doncella cubierta por la delirante pedrería de un pavo real. Bello cartel, a fe mía; y garantida la autenticidad de las piezas. (Lugones 213)

No hay vuelta atrás; el dedicarse a recoger las chispas que cayeron de ese constante cielo límpido (otro leitmotiv) para venderlas a los caldereros, el dedicarse a celebrar  emborrachándose, tendrán su consecuencia porque estos hechos parecen no serle indiferente a la “fuerza extraña”, la divinidad, que al no poder soportar la decadencia (que podríamos compararla con la del imperio romano) no tiene otro remedio que destruir a sus creaciones.

Una vez más la función narrativa de lo sensorial funciona como jueza y ejecutora por parte de la divinidad para mostrarnos que lo que hará (o ya hizo, debido a que es una evocación) fue lo correcto.

Casi al terminar el cuento, los sentidos hacen una breve pausa respecto al fatal desenlace, ya que todo ha quedado reducido a escombros con la lluvia volviendo a la carga más fuerte que nunca; el agua fresca junto a la oscuridad del baño fúnebre (Lugones 219) lo refrescan y le devuelven junto con el vino envenenado la tranquilidad que otorga el silencio  momentáneo que es abruptamente interrumpida por “el huracán de fuego” (Lugones 220). Es en este momento final, donde la aparente muerte del protagonista toma forma a través del oído, la vista y el gusto: Oye el huracán, ve un reflejo de llamas, huele el tufo urinoso del cobre y se lleva el pomo a los labios, lanzándose a lo desconocido a una velocidad fatal, como la lluvia de cobre se impacta contra la tierra.

Es La lluvia de fuego un relato que demuestra la enorme capacidad de Lugones como cuentista, haciendo que las descripciones del narrador no sólo hagan que la historia sea una sucesión lógica de los hechos, sino que funcionen a manera de recurso que brinda al lector experiencia que hace recurrir constantemente el proceso imaginativo y sensorial.

[1] Las fuerzas extrañas se publica en 1906 y recoge doce relatos y un ensayo de cosmogonía escritos entre 1897 y 1898. Por su momento de composición y por las características temáticas y estéticas de los cuentos, el libro se inscribe en la producción del modernismo americano. Como tal, los relatos cuestionan un orden causal de percepción y razón para poder así fragmentar los supuestos de aprehensión del mundo sustentados en el principio lógico de lo real. La fragmentación supone, para el modernismo, un paso de desintegración necesaria para redescubrir la totalidad y alcanzar una pertenencia. Login Jrade, Cathy. Rubén Darío y la búsqueda romántica de la unidad. México: F.C.E., 1986.

[2] El cuento “La lluvia de fuego” de Leopoldo Lugones

[3] Miguel Gomes en Modernismo, cuerpo y fantasía: La narrativa de Leopoldo Lugones hace un breve apartado al cuento que se analiza aquí y hace una mención a la “negación de Dios” y a un “abandono sensorial” (91) cosa que se refutará a continuación.

[4] Helena Zbudilová hace mención de este aspecto en su artículo La narrativa fantástica de Leopoldo Lugones p.p. 144

[5] “Esa tarde y toda la noche fue horrendo el espectáculo de la ciudad. Quemada en sus domicilios, la gente huía despavorida, para arderse en las calles, en la campiña desolada; y la población agonizó bárbaramente, con ayes y clamores de una amplitud, de un horror, de una variedad estupendos. Nada hay tan sublime como la voz humana” La lluvia de Fuego p.p215

[6] Término tomado de Roberto M. Scari en Ciencia y ficción en los cuentos de Leopoldo Lugones, el cual se encuentra en la bibliografía al final del presente escrito, y donde el autor lo utiliza como mero efecto de terror; en este caso lo utilizamos no sólo como función narrativa, sino para reforzar la tesis de la importancia del efecto sensorial en La lluvia de fuego.

[7] Paula Speck en su artículo Las Fuerzas Extrañas, Leopoldo Lugones y las raíces de la literatura fantástica en el Río de la Plata, menciona este párrafo haciendo alusión nuestro objeto de estudio que son los sentidos, pero en referencia al placer y no como elemento conductor.

Bibliografía

Gomes, Miguel. «Modernismo, cuerpo y fantasía: La narrativa de Leopoldo Lugones.» Latin American Literary Review (2004): 79-99.

Lugones, Leopoldo. «La lluvia de fuego.» Otto y Alberto M. Vázquez (Ed., sel. y notas). La prosa modernista en Hispanoamerica. México: El Colibrí, 1971. 209-220.

Scari, Robert M. « “El cuento” La lluvia de fuego” de Leopoldo Lugones.”.» Journal of Spanish Studies: Twentieth Century (1973): 113-121.

—. «Ciencia y ficción en los cuentos de Leopoldo Lugones.» Revista Iberoamericana ((1964).): 163-187.

Speck, Paula. «Las Fuerzas Extrañas, Leopoldo Lugones y las raíces de la literatura fantástica en el Río de la Plata.» Revista Iberoamericana (1976): 411-426.

Zbudilová, Helena. «La narrativa fantástica de Leopoldo Lugones.» Pensamiento y cultura (2007): 139-145.

Viaja, conoce y descubre México

Por Carlos Palomares Rivera.

Nuestro país cuenta con una enorme riqueza cultural distribuida por todo el territorio nacional, sin embargo, esta condición no era suficiente para que, hasta antes de 2001, se desarrollara una actividad turística fuera de los destinos más conocidos de nuestro país.[1] Esta condición llevo al gobierno en turno[2] a tomar medidas que revirtieran dicha situación.

Es así como, en el marco del Plan Nacional de Desarrollo del entonces presidente Vicente Fox, nace el programa Pueblos Mágicos de México encaminado a apoyar el desarrollo turístico municipal, estatal y regional en el año 2001.

Éste se visualizaba como un programa de desarrollo turístico integral que debía cumplir con los siguientes objetivos[3]:

  • Estructurar una oferta turística diversificada hacia el interior de país que saliera de los destinos mayormente conocidos de México.
  • Aprovechar los atractivos locales para detonar el turismo en la región.
  • Fomentar la producción, distribución y venta de artesanías locales.
  • Enaltecer las riquezas culturales de nuestro país.

La declaración de Pueblo Mágico se le otorga a destinos que preservan sus tradiciones, costumbres y legado cultural, sin embargo, si éste programa se rigiera por estos únicos requisitos estoy seguro que toda la República Mexicana podría ser considerada así, por lo tanto, existen ciertos requisitos[4] para que una población sea reconocida con esta condecoración:

  • Al ser un programa encaminado a favorecer a la población de determinada región aprovechando su legado cultural, lo primero que se necesita es que los habitantes se organicen, formando un comité, y pidan a las autoridades municipales que se solicite la inscripción de su localidad a la lista de pueblos mágicos.
  • Una vez demostrados el compromiso de la sociedad, la autoridad municipal deberá solicitar la inscripción a la autoridad federal.[5]

Para estar en condiciones de hacer lo anterior, la autoridad municipal o estatal deberá considerar los siguientes puntos:

  1. a) tiene que comprobar que dentro de sus planes de desarrollo existe la intensión de detonar la actividad turística.
  2. b) Las autoridades municipales están obligadas a garantizar que existe un plan de mejoramiento urbano que contemplara, entre otras, un reglamento de imagen urbana, la planificación de servicios públicos y un programa de atención al turismo.
  3. c) Demostrar que existe, por lo menos, un atractivo turístico que hace especial a ese destino, es decir, que ninguna localidad de la región cuenta con ello y esto la hace un lugar singular.
  4. d) Acreditar las fiestas y tradiciones que le dan esa esencia especial.
  5. e) Garantizar los servicios turísticos, es decir, la localidad debe contar con hoteles, restaurantes, transportación y vías de comunicación.
  6. f) Contar con servicios de Salud y Seguridad. [6]

Actualmente[7] nuestro país ha condecorado a 111 destinos como Pueblo Mágico, en las siguientes líneas relatare la experiencia que he tenido en mis cinco pueblos mágicos favoritos.[8]

Malinalco, Estado de México[9]

Esta localidad se ubica al sur de la entidad y a 104 kilómetros de la Ciudad de México si partes de este punto deberás tomar la carretera a Toluca y los señalamientos te guiaran, tardaras aproximadamente dos horas en llegar.

A Malinalco se puede ir y regresar en el mismo día si tu residencia en la ciudad de México, sin embargo, hospedarse ahí también es una buena opción ya que hay desde cómodas posadas hasta casonas elegantes que incluyen servicios de lujo.

Lo primero que te recomiendo es subir a la zona arqueológica, lo harás por cómodas escaleras que no requieren de una gran condición física, a cambio, tendrás espectaculares vistas de los cerros que protegen Malinalco y un increíble mirador a la huasteca y el pueblo.

Al bajar podrás disfrutar de relajantes temazcales o nadar en albercas que se abren al público en general. Visitar su mercado es imprescindible, ahí encontraras artesanía y gastronomía  típica de la región,

Por la tarde te sugiero conocer el convento del pueblo y dar una relajante caminata por sus calles empedradas. Si decides quedarte una noche podrás disfrutar de relajada vida nocturna que va de pequeños bares bohemios hasta una verbena en el quiosco central.

Tepoztlán, Morelos[10]

Definitivamente un lugar que todo ser humano en la tierra debería visitar, su magia es única por su ambiente relajado y clima cálido la mayor parte del año, se ubica a 74 kilómetros de la Ciudad de México.

Lo primero en tu lista de actividades debe ser subir el cerro del tepozteco en el que encontraras una zona arqueológica y una vista impresionante de todo el pueblo, debo recomendarte que si lo tuyo no es el esfuerzo físico o tu condición de salud no es la más óptima quizá no sea una gran idea subir a la zona arqueológica ya que el ascenso es difícil.

Al bajar, te recomiendo conocer el pueblo, caminar por su mercado de artesanías y entrar al convento.

Como réferi el inicio, Tepoztlán se caracteriza por su ambiente relajado, si vas con la familia encontraras lugares para disfrutar de la comida típica de la región, pero si vas en plan de amigos, este pueblo mágico ofrece gran variedad de establecimientos donde podrás disfrutar de bebidas refrescantes que mitigaran el calor, hay desde locales con decoración simple y música alternativa hasta sofisticados lugares con la música de la última generación.

Taxco, Guerrero[11]

Este es el lugar de las calles empedradas, las casa blancas y los techos de teja, definitivamente es el típico pueblo mexicano. Se localiza a 176 kilómetros de la ciudad de México.

Si viajas de la Ciudad de México debes considerar madrugar para poder disfrutar de todo Taxco, sin embargo, puedes hospedarte en el lugar y aprovechar al máximo lo que éste tiene para ofrecer.

Al llegar a Taxco te recomiendo hacer el viaje en el teleférico pues tendrás una vista panorámica del pueblo que se enclava en una sierra lo que le da un toque especial.

Al bajar, es imprescindible que visites la parroquia dedicada a Santa Prisca, una joya de la arquitectura barroca en nuestro país. Su centro en muy pequeño dada la geografía del lugar, sin embargo, podrás disfrutar de deliciosos dulces típicos de la región.

Visitar el mercado de artesanías es un espectáculo aparte pues por el relieve de la zona éste tiene la singularidad de estar por niveles, por lo tanto, deberás subir y bajar escaleras para recorrerlo, además de encontrarse en hondo.

Caminar por las calles de este emblemático lugar es un placer que definitivamente te tienes que dar, no hay mayor reflejo de un pueblo típico mexicano que Taxco.

Para comer encontraras desde puestos con comida típica mexicana hasta lujosos restaurantes con vistas panorámicas al templo, el pueblo o la sierra.

Jerez de García Salinas, Zacatecas.[12]

A pesar de su distancia con la Ciudad de México, este pueblo mágico es imprescindible en la ruta, aquí encontraras lugares emblemáticos que se combinan con deliciosas comidas que van desde el platillo más elaborado hasta originales botanas.

Si tu punto de partida es la Ciudad de México definitivamente debes considerar hospedarte, por lo menos, una noche en este lugar.

Jerez es cuna del Poeta Ramón López Velarde, por lo tanto te sugiero empezar por conocer la casa que lo vio nacer, después podrás disfrutar de su centro con un ambiente tranquilo y campirano que te invitara a disfrutar de refrescantes bebidas como las “raspanieves” o botanas como las tostadas de cueritos.

Visita el santuario de la soledad con su arquitectura típica de la región, la casa de la cultura con su impresionante fachada, disfruta de las actividades culturales que ofrece el Teatro Hinojosa, practica el senderismo en la sierra de Cardos o ten un relajado día caminando por las calles del centro, seguramente te llevaras grandes sorpresas.

No te puedes ir de jerez sin probar el asado de boda que es típico de la localidad, la birria o los deliciosos tacos de adobada.

Por su cercanía con la capital del Estado, jerez te permite conocer en el mismo fin de semana dos destinos, Zacatecas capital y éste pueblo mágico ¡Seguro regresaras!

Bernal, Querétaro.[13]

He dejado mi favorito para el final, no hay destino que disfrute más visitar en nuestro país que el pueblo mágico de Bernal.

Al llegar a Bernal te sugiero que vistes el museo de la máscara donde encontraras artesanías mexicanas con esta temática que despertaran tu asombro; la capilla de las animas tiene una historia que te encantara conocer.

La peña es un espectáculo aparte, impresiona desde que accedes por la carretera que lleva al mágico lugar. Podrás subir y disfrutar de las panorámicas vistas al semidesierto de Querétaro y al pueblo.

Te invito a relajarte en su pequeño centro donde podrás disfrutar de botanas típicas de México y la región, a caminar por sus empedradas calles que seguro te enamorara por la singularidad.

A la hora de comer tendrás muchas opciones, todas buenísimas, desde elegantes restaurantes con vistas privilegiadas hasta antojitos muy típicos de nuestro país.

El templo dedicado a San Sebastián de Bernal es una pequeña edificación que tiene de fondo a la monumental peña, disfruta del vino mexicano que se produce en la región.

En Bernal la magia de la época independista mexicana aún se conserva, tendrás la sensación de que el tiempo en este lugar se detuvo hace más de doscientos años. Definitivamente tienes que conocer este lugar.

En esta muy breve lista de pueblos mágicos te sugiero  tomar tus maletas estas vacaciones, o en cualquier espacio que tengas, para disfrutar del legado cultural y las riquezas que tenemos en nuestro país, te invito a descubrir, conocer, explorar, sentir, oler, saborear y vivir México.

 

 

[1] Regularmente nuestro país es conocido por sus destinos de playa como Cancún, Acapulco, Los cabos, Vallarta, Etcétera

[2] La administración encabezada por el entonces presidente de la Republica Vicente Fox (2000-2006)

[3] Objetivos consultados en: www.ordenjuridico.gob.mx/Publicaciones/CDs2008/CDProgramasyreglas/pdf/45.pdf

[4] Requisitos consultados en: http://www.elfuertepueblomagico.com/turismo/reglas_operacionpueblomagico.pdf

[5] La autoridad competente es la Secretaría de Turismo a nivel Federal (SECTUR)

[6] En la pagina web http://www.elfuertepueblomagico.com/turismo/reglas_operacionpueblomagico.pdf podrá consultar detalladamente los requisitos.

[7] Junio de 2016

[8] Debo aclarar que no he tenido oportunidad de visitar los 111, por lo tanto, mi criterio se basa en los que he conocido.

[9] Mas información sobre Malinalco en: https://www.malinalco.net/espanol

[10] Mas información sobre Tepoztlán en http://www.visitmexico.com/es/pueblosmagicos/region-centro/tepoztlan

[11] Mas sobre Taxco en: http://www.visitmexico.com/es/taxco-guerrero-mexico

[12] Sobre Jerez http://www.pueblosmexico.com.mx/pueblo_mexico_ficha.php?id_rubrique=333

[13] Información sobre Bernal en http://www.visitmexico.com/es/pena-de-bernal-queretaro

El primer premio Nobel mexicano, Alfonso García Robles

Por Carlos Palomares Rivera.

México es cuna de hombres y mujeres que han dejado su esencia en el mundo por destacar en diferentes ámbitos, prueba de ello es que nuestro país cuenta con reconocimientos tan altos como el Premio Nobel[1] e indudablemente al escuchar tal galardón viene a nuestra mente el nombre de Octavio Paz[2] o Mario Molina[3] quienes dieron gloria a nuestro país al ser merecedores de esta insignia.

En esta ocasión escribiré sobre un hombre que ha quedado un poco en el anonimato, sin embargo, fue el primer mexicano en obtener tan renombrado premio.

José Alfonso Eufemio Nicolás de Jesús García Robles, nació en Zamora, Michoacán el 20 de Marzo de 1911 y murió en la Ciudad de México en 1991.

De Zamora se mudó a Guadalajara para recibir la educación básica y al concluir sus estudios de bachillerato se trasladó a la Cuidad de  México donde inicio y concluyo la licenciatura en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México teniendo ya una tendencia por los temas de Derecho Internacional.

En 1936 obtuvo un reconocimiento su tesis en el Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Paris, en 1938 recibió el diploma de la academia de Derecho Internacional de la Haya, en octubre de 1939 fue enviado a Estocolmo, Suecia en calidad de adscrito a la legación mexicana.

En 1941 fue nombrado subdirector de asuntos políticos del servicio diplomático[4] lo que le permitió participar en las bases de lo que al terminar la segunda guerra mundial se convertiría en la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Esto marco un parte aguas en su vida pues a raíz de su intervención en este tema se involucró en tópicos como la desnuclearización.

Durante la primera década de la ONU superviso los procesos de  pacificación de conflictos, en 1970 representó a nuestro país en el Comité de desarme de la ONU. En esa misma década dirigió las labores de desnuclearización de América Latina.

Derivado de lo anterior, en 1967 logró la firma del Tratado para la proscripción de armas Nucleares en América Latina mejor conocido como el Tratado de Tlatelolco.

En 1978 logró que se firmara la primera Asamblea General de la ONU sobre desarme, el momento cumbre de su carrera como notable diplomático y mexicano tuvo lugar en 1982 cuando fue elegido como el ganador[5] del Premio Nobel a la Paz por su incansable lucha contra las armas en el mundo y sus aspiraciones por un mundo desarmado.

Hablar de un Mexicano tan destacado es toda una responsabilidad pues todas sus aspiraciones de un mundo en paz se gestaron en un momento complicado para el mundo. Al terminar la segunda guerra la tierra estaba dividida en dos, por un lado estaban los socialistas encabezados por Rusia y por el otro estaban los capitalistas encabezados por Estados Unidos de América, esto generaba tenciones tan fuertes que desencadenaron en guerras como la de Vietnam o la de las Coreas[6] entre muchas más.

Quizá esta fue la razón por la que fue merecedor de tal reconocimiento pues ante la adversa situación mundial ayudo para que, por lo menos en América Latina, los conflictos no se resolvieran con las armas y la violencia.

Alfonso García Robles es un claro ejemplo de lo que muchos mexicanos deseamos en este momento, un mundo y un país libre de violencia donde el ser humano pueda desarrollar todas sus actividades sin el temor de ser alcanzado por la fuerza de una arma, esta razón es la que le da un lugar a este personaje en esta sección “mexicanos con esencia” pues el dejo la suya en búsqueda de un mundo en Paz.

[1] Es un galardón internacional que se otorga anualmente para reconocer a personas o instituciones que hayan llevado a cabo investigaciones, descubrimientos o contribuciones notables a la humanidad.

[2] Premio Nobel de Literatura en 1990.

[3] Premio Nobel de Química en 1995.

[4] En la Secretaría de Relaciones Exteriores

[5] Compartió lugar con la socióloga sueca Alva Myrdal

[6] Guerra que al día de hoy aún no ha terminado, solo existe un armisticio de paz

El impresionismo entre las banderas de Monet

Por Isaac Jiménez Romero 

Entre los artistas impresionistas Monet destaca desde varios ángulos.  De principio su técnica, al igual que la de los demás artistas rechazados del Salón, renunciaba por primera vez al esquema tradicional, marcando un hito no sólo en el arte pictórico, sino marcando una pauta para la ola de nuevas reinterpretaciones del arte. También se consolidó como un artista impresionista relativamente constante en sus motivos y técnicas.

La importancia de Monet parece estar suficientemente justificada, y existen varias obras mundialmente emblemáticas como: Impresión, sol naciente, Amapolas, Mujer con sombrilla, etcétera. Todas con una clara representación de las generalidades del Impresionismo,  los paisajes al aire libre, las pinceladas violentas y la luz. Si bien fue precisamente su obra, Impresión, sol naciente, la que daría nombre a la vanguardia[1], me gustaría concentrar mi análisis en dos de sus obras: Hotel dess Roches noires y La Calle Montorgueuil.

Seleccionar dichas obras responde a varios motivos que a continuación comentaré, pero la explicación más general es que son obras que no evocan a paisajes naturales (por lo menos no con la presencia de plantas), y que poseen, a propia consideración, una fuerte carga nacionalista en su significado, lo que destaca dada la visión “vacía” con que se consideran a las obras impresionistas, donde sólo les importaba capturar momentos llenos de luz y sin gran trasfondo.

En las dos pinturas se destaca la bandera francesa, en el Hotel, la bandera ondea en un cielo despejado y en todos los planos. Se enmarca en una situación banal como lo es un paseo por un malecón, con algunas personas (aunque apenas se distingan) que disfrutan de la limpieza del ambiente. Curiosamente en el primer plano se alza lo que parece ser la bandera estadounidense, misma que pareciera romper con lo antes dicho, pero que cobra sentido dados los antecedentes históricos de alianza estratégica en contra de Inglaterra (némesis y contrapeso, en ese entonces, de Francia). Es así como se pueden encontrar muchos significados a la pintura a partir de un elemento muy claro: la bandera.

Las banderas guardan en sí un gran significado, se constituyen como una marca de orgullo para cada país y se muestran (en ambos casos) en escenarios afables y convenientes, pues muestran una visión presumible en un Estado. Las banderas, no son representadas como formas ambiguas, si bien son pinceladas violentas, se pueden distinguir claramente las formas, lo que pareciera una serie de líneas onduladas, son bien distinguidas como una bandera o banderas, por los colores y las representaciones del primer plano en el caso de la pintura de la Calle.

Una de las bondades del impresionismo fue la sencillez con que se retrató la cotidianeidad. En el Hotel, la sencillez puede extrapolarse hacia lo que se representa, pues el edificio lateral contiene ciertos detalles toscos, formados no por líneas definidas (como se imaginaría en un edificio) sino por un constante juego de sombras y colores. Al respecto Arnheim dice “Todo esquema estimulado tiende a ser visto de manera tal que la estructura sea tan sencilla como lo permitan las condiciones dadas”[2], para el caso de la calle, la simplicidad se manifiesta en la constitución de una forma a partir de tres pinceladas alargadas, que al final, conforman un rectángulo irregular. Es por ello que existe una combinación entre las formas difusas y las formas más claras, sin perder sentido ni significado, pues todas son banderas y se entienden como tal.

La sencillez que captura Monet en sus obras se manifiesta en lo “cotidiano” que resulta para un francés celebrar su identidad, mediante un símbolo tan nacional como lo es la bandera, lo que resulta un motivo que no se muestra en ninguna de sus otras obras.

Los paisajes son simples en su composición, dada la facilidad de identificación de las formas (como ya se mencionó), pues poseen un orden coherente, desde su presencia en el contexto, hasta la dirección que las ondea “[…] la simplicidad de tales objetos afecta, pues, no sólo a su aspecto visual en sí y por sí, sino también a la relación entre la imagen vista y la afirmación que pretende que transmita.” [3] En ambos cuadros se logra trasmitir sensaciones positivas de calma, alegría, regocijo y orgullo.

Si bien la vanguardia impresionista se concentra en aspectos como la luz y el color, me gustaría ahondar más en otros aspectos, como el equilibrio, la forma y el espacio, sin dejar de lado los primeros elementos.

Para el equilibrio, Arnheim nos habla de la existencia de un balance percibido por la distribución de los objetos en una pintura; mismo que no siempre resulta obvio por su ubicación en el centro del cuadro, pero que guarda la debida distribución y armonía a partir de más características.

banderas

Como se puede ver, las pinturas de Monet guardan una estructura muy clásica en cuanto a simetría, y ubican un centro muy claro al representar calles. En las obras seleccionadas, la fuerza tensora principal se ubica al fondo de la calle, pues es ahí donde indiscutiblemente convergen las líneas tensoras. Ésta cualidad es otra de las grandes diferencias con sus otros cuadros. En el Hotel, el centro se desplaza hacia abajo, pero se mantiene ahí, mientras que en el Calle se ubica en un centro estricto.

Las formas de las líneas también marcan secuencias, como dice Arheim, en éste caso: movimiento, ocasionado por el viento de un día despejado como se muestra en ambas obras “[…] se puede concebir ya el movimiento en toda la gama de direcciones, como las curvas que podría ejecutar un patinador imaginativo. “ [4]  Este tipo de efectos pueden ser percibidos a partir del espacio.

Con respecto al último elemento mencionado se pueden distinguir obras bidimesionales, y “[…] ofrece extensión en el espacio, y por lo tanto diversidad de tamaño y forma; cosas pequeñas y grandes, redondas, angulares y muy irregulares […] añade a la sola distancia las diferencias de dirección y orientación.”[5] que se representan por medio de líneas, que conforman una imagen en perspectiva (acercándose o alejándose)  “[…] el constructo geométrico de la perspectiva central se aproxima a la proyección que sería recibida por el ojo desde un punto de vista de estacionamiento concreto”[6]. El efecto es logrado mediante la identificación de figuras cuasi geométricas como lo son los edificios (en ambos ejemplos) además del uso de líneas distinguidas por las mismo orden de las banderas y detalles de las construcciones.

Ahora bien, un aspecto que no debe olvidarse al tratar a Monet es la luz. En arte y percepción visual, trata el tema a partir del efecto que produce en la visión y por lo tanto en la obra. Dado que las obras pretenden ser representaciones de la realidad y por lo tanto de lo inmediatamente percibido por el hombre, la luz no puede dejarse de lado.

La luminosidad dada se hace obvia en la Calle y en el Hotel dado lo despejado de los cielos de ambas pinturas, se infiere una hora antes del atardecer, por el posicionamiento de las sombras, siendo ésta otra de las razones por las que tanto el Hotel como la Calle llaman la atención al guardar una distribución casi simétrica de luz y sombras (y no sólo de formas), si bien en ninguna se representa demasiada oscuridad, tampoco prevalece de manera aplastante la luz como en la tendencia impresionista y en sus demás cuadros.

El significado dado por la luz, más allá del deseo (y posibilidades) de la vanguardia de salir de los talleres, manifiesta, desde una interpretación simple, un ambiente alegre, adornado con un cielo muy azul, mismo que se acompaña de dos paisajes franceses importantes donde su bandera se enarbola en lo alto.

En éste caso la luz juega otro papel de gran importancia para la construcción de perspectiva y profundidad, que, ayudada por la formación de espacio y forma, brinda a la obra una representación más real del paisaje citadino. El uso realista de las sombras cuida detalles de filtración de luz a través de los objetos o en medio de éstos, así como el volumen de los balcones y el movimiento de las banderas. Estas características le otorgan a las obras nuevos puntos de partida para la interpretación.

La dinámica cromática que emplea Monet se facilita con los colores primarios de la bandera francesa. El ordenamiento de los colores dan sentido a la forma, permitiendo identificar un objeto concreto como lo es una bandera, la cual no debe ser confundida con ninguna otra. El uso del color en sus distintas saturaciones de luz permite a Monet destacar profundidad en la pintura, y percepción en la ubicación de las mismas.

 

Fuentes consultadas

  • Maldonado, Guitemie, Connaissance des Arts, Francia, Pascale Bertrand, 2005, 115 pp.
  • Arnheim, Rudolf, Arte y Percepción Visual, Madrid, 1997, Alianza Forma, 535 pp.

[1] Guitemie Maldonado, Connaissance des Arts, Francia, Pascale Bertrand, 2005, p. 41

[2] Rudolf Arnheim, Arte y Percepción Visual, Madrid, 1997, Alianza Forma, p.70

[3] Ibídem p. 83

[4] Ibídem p. 121

[5] Ibídem p. 228

[6] Ibídem p. 317

Gloria Contreras

Por Carlos Palomares Rivera

Coreógrafa, artista, e incansable promotora de la cultura. Gloria Contreras es un ejemplo claro de responsabilidad social y compromiso con su país, es por ello que se ha ganado ser la personalidad con la que inicia esta sección especial denominada “Con esencia mexicana”.

María del Carmen Gloria Contreras Röniger, conocida en el medio por su nombre artístico Gloria Contreras, nació en la Ciudad de México el 15 de Noviembre de 1934 y murió en la misma capital el 25 de Noviembre de 2015.

Realizó estudios de danza en la Ciudad de México a los quince años, al poco tiempo se mudó a Canadá para incorporarse a  Royal Winnipeg Ballet, posteriormente se traslada a Nueva York para instruirse en la  School of American Ballet; al finalizar sus estudios en dicha institución fundó su primer compañía de danza con una clara tendencia a resaltar la esencia de su país natal, la nombro “Cielito lindo” y la dirigió durante catorce años.

Después de su temporada en Estados Unidos, Gloria decide regresar a su país  con la firme convicción de formar una compañía que sintiera las raíces mexicanas, que se identificara con las sensaciones que produce escuchar Huapango de Moncayo, que al bailar sintieran el color, el sabor y el aroma de México. La  emérita coreógrafa se fijó la meta de crear un ballet mexicano de altura.

Sin embargo, y para su sorpresa, la llegada de Contreras a México no fue flamante, se encontró con un país donde, según sus propias palabras “Era difícil hacer arte”, no existían muchos recintos donde se pudiera desarrollar esta disciplina, los que había eran pobres y lo que más le dolió Gloria fue, como declaro alguna vez, darse cuenta que “los mexicanos no querían bailar con ella”.

Gloria no claudicó, buscó muchas oportunidades hasta que tocó la puerta de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), institución que le dio la oportunidad de fundar en 1970, el Taller coreográfico de la UNAM (TCUNAM).

El inicio tampoco fue sencillo, le asignaron el teatro Carlos Lazo de la Facultad de arquitectura en la institución que la cobijo, esto no agrado al claustro de la dependencia por lo que Contreras tuvo que pedir autorización de cada uno de los profesores para que se pudiera presentar y ensayar en sus instalaciones.

Inició con algunos de sus alumnos que llegaron con ella desde Nueva York y otras partes de Latinoamérica, no transcurrió mucho para que los mexicanos que no querían bailar con ella empezaran a interesarse en el Taller.

Con el paso del tiempo logró su meta, el taller estaba integrado en su totalidad por mexicanas y mexicanos.

Fue tal el éxito de su taller que la Universidad le facilitó un nuevo recinto, la sala Miguel Covarrubias del Centro Cultural Universitario así, Contreras dirigió 94 temporadas ininterrumpidas dando dos funciones semanales durante nueve meses al año.

En alguna ocasión declaró: “Creo que la cultura es un derecho del pueblo y no un adorno de los ricos” y fue coherente con lo que pensó, con lo que dijo y con lo que hizo pues dedico su vida entera a promover la cultura en todos los niveles socioeconómicos del país, las funciones y el taller completo estaban dirigidos principalmente a los estudiantes universitarios, pero su afán por difundir el arte no se limitaba a ellos pues sus funciones estaban abiertas al público en general.

Los viernes se presentaba el taller  que vio nacer a la compañía, el Teatro Carlos Lazo de la facultad de arquitectura cuya función era totalmente gratuita y los domingos se presentaba en la Sala Miguel Covarrubias a un costo que era accesible para el público en general.

Bajo su lema “La danza es una manera de llevar la cultura todos los niveles” Gloria nos acercó a un mundo donde las emociones estaban a flor de piel; con más de doscientos coreografías de su autoría lograba trasmitir tantas emociones que era difícil mantenerte inerte en la butaca y, si bien en su amplísimo repertorio no siempre fueron mexicanos sus compositores, en sus presentaciones por lo menos incluía una pieza de un autor mexicano con lo que lograba enaltecer el amor y el orgullo de tener esta nacionalidad.

En estas breves líneas hago un sencillo homenaje a una mexicana que merece el reconocimiento de su pueblo, del que siempre se sintió orgullosa de pertenecer, de una mujer que no permitió que las adversidades limitaran su potencial de crear arte y así marcar una diferencia en la sociedad mexicana, de una gran persona que hizo mucho porque los mexicanos tuviéramos el país que merecemos.

Confió en que las autoridades de nuestra gran institución no permitirán que el esfuerzo de esta mexicana notable sea en vano y que el Taller Coreográfico de la UNAM continúe con la labor y la visión de su fundadora, permitir el acceso al arte a todo aquel que esté interesado.

¡GRACIAS! Gloria Contreras, por el enorme legado que nos dejas a los mexicanos.

Pocas ocasiones son motivos de un ¡GOYA¡ Este es uno de ellos y está dedicado a tu memoria.

¡México, Pumas, Universidad! ¡Goya Goya Cachun Cachun rara, cachun cachun rara GOYA UNIIVERSIDAD!

Siguiente parada, inteligencia artificial

Por Byron Marín Herrera

La inteligencia artificial es uno de los grandes inventos de la humanidad, ésta nace de la ciencia ficción; la cual empezó con la concepción de un denominado cyborg (mitad humano mitad robot) hasta la creación de máquinas completamente autónomas capaces de discernir emociones humanas, por medio de sensores de imagen, que escanean las micro expresiones del rostro para localizar un patrón de movimiento, previamente programado que coincide con la emoción.

Se tiene como objetivo, difundir las aplicaciones de la inteligencia artificial, para que la población en general las conozca y se familiarice con las mismas. Debido a que vivimos en un periodo de cambio, en el que constantemente la tecnología avanza para bien de la humanidad, el quedarse rezagado en el siglo anterior, significa perderse de éstos avances beneficiosos que pueden llegar a aumentar el nivel y calidad de vida de los seres vivos. El claro ejemplo de lo mencionado son todo tipo de prótesis de cualquier extremidad, ya sean pies, piernas, rodillas, manos, brazos e incluso para las partes internas del cuerpo, por ejemplo una prótesis valvular; empleada en el miocardio cuando una o varias de las cuatro válvulas del mismo no funcionan correctamente. Se espera que el conocimiento de este tipo de avances y tecnologías dados a conocer, genere esperanza y motivación a futuras generaciones en las áreas de medicina, física,  matemáticas y principalmente de  ingeniería, para que puedan innovar en éstas.

 En este trabajo, específicamente, se aborda el tema de la inteligencia artificial en los automóviles. Desde el uso de carretas impulsadas por animales (no más allá del siglo del siglo XV), el ser humano ha implementado infinidad de medidas para saciar la necesidad de transportarse o desplazar un determinado contenido de un lugar a otro, estas medidas son mejor conocidas como medios de transporte.

Los medios de transporte se clasifican en tres rubros, donde se categorizan por el medio en el que se desenvuelven.

 El primer lugar es ocupado por los medios acuáticos, entre los que destacan la canoa, la carabela, el barco de vapor, el trasatlántico, el portaaviones y el submarino.

En segundo lugar están los medios aéreos. Los medios de este ámbito más conocidos son el aeroplano, el globo aerostático, el dirigible, el avión comercial, el avión de carga, el jet y el cohete, entre otros.

En la tercera posición, pero no menos importante, se mencionan los medios terrestres. En este apartado se encuentran las carretas, carrozas, bicicletas, ferrocarriles, motocicletas, trenes de alta velocidad llamados trenes bala  (maglev o de levitación magnética) que reducen la fricción por medio de campos magnéticos, mismos que impulsan el tren de los 450 km/h hasta llegar a velocidades de 600km/h y por último, el medio de transporte más cómodo y seguro para los residentes de la capital mexicana, según una encuesta que realizó DINAMIA en 2014: el automóvil.

De modo que el automóvil, resulta ser la opción de movilidad para los capitalinos, al desplazarse de forma rápida en distancias relativamente cortas. Cabe aclarar que, no es el medio de transporte más rápido, pero si, es el más cómodo para trasladarse en la ciudad, pues no resulta viable  recorrer en avión distancias menores a 200 Kilómetros, por el costo y porque en una metrópoli no existen aeropuertos a tales distancias.

Una vez que el ingenioso ser humano encontró el vehículo adecuado para moverse en la ciudad, la necesidad de transportarse, lo llevó a diseñar vehículos cada vez mejor equipados para la comodidad del usuario. De ahí el desarrollo de la tecnología al manufacturar diversos modelos en cuanto a tamaños y forma llámense camionetas, vagonetas, vehículos 4×4, compactos, limusinas, etc.

Para entrar de lleno en materia de la inteligencia artificial en automóviles, es necesario conocer el siguiente concepto, recopilado de la investigación de los ingenieros en sistemas y computación Kornuta, Chichanowski y Martinelli (2015):

Los robots autónomos son entidades físicas programables con capacidad de percepción sobre su entorno y de actuar sobre el mismo en base a dichas percepciones, sin necesidad de supervisión o intervención humana, por tal motivo la navegación en un robot autónomo es un tema crucial. (parr. 4).

10

Actualmente, gracias a la inteligencia artificial, se presenta un método en el que un robot autónomo simula el tipo de respuesta humana; método conocido como lógica difusa. El método de lógica difusa es la respuesta cuando no existe un modelo de solución simple o un modelo matemático exacto.

El robot autónomo es encargado de conducir un vehículo motorizado y es capaz de evadir obstáculos fijos para evitar cualquier colisión gracias a sus sensores integrados. Apenas es programado con el código, se ajustan y calibran todos los sensores para que éste tenga un óptimo desempeño, entre los que se encuentran sensores de imagen, de proximidad, de velocidad o tacómetro, de contacto como antenas, de sonido como micrófonos y de ubicación geográfica como GPS o brújula. En cuanto los sensores son calibrados el robot empieza a recibir instrucciones por comandos de voz, los cuales procesa y lleva a cabo.

En este punto, surge el cuestionamiento: ¿Es prudente permitir que robots autónomos conduzcan automóviles con pasajeros humanos a bordo?

 Gran cantidad de personas responde negativamente al cuestionamiento, porque no están familiarizados con el funcionamiento de un robot. Cualquier robot está programado para trabajar bajo ciertas reglas, mejor conocidas como leyes de la robótica.

 Las leyes más conocidas de la robótica, son las 3 leyes de la robótica de Isaac Asimov, quien fue bioquímico y escritor de grandes obras de ciencia ficción entre las que se encuentran I, Robot(1950), Buy Jupiter(1975) y Robots and Empire(1985), entre otras.

Sin embargo, dichas  reglas no son oficiales, sucede que son la base del pensamiento para la fabricación de robots autónomos, por consiguiente, en septiembre de 2010 el Consejo de Investigación de Ingeniería y Ciencias Físicas (Engineering and Physical Sciences Research Council [EPSRC]), en conjunto con  el Consejo de Investigación de Artes y Humanidades (Arts and Humanities Research Council [AHRC]), ambos de Gran Bretaña, se vieron en la necesidad de publicar cinco principios éticos para los diseñadores, creadores y usuarios de robots:

  1. Los robots son herramientas multiusos. Primordialmente, no deben ser diseñados para matar o herir humanos.
  2. Los seres humanos, no los robots, son los responsables. Los robots deben ser diseñados y operados en la medida de lo posible para cumplir con las leyes vigentes y los derechos fundamentales y las libertades, incluyendo la privacidad.
  3. Los robots son productos. Deben ser diseñados utilizando procesos que aseguren su seguridad.
  4. Los robots son artefactos creados. No deben ser diseñados de manera engañosa en las que aprovechen vulnerabilidades de los usuarios. En cambio sus intenciones deben ser transparentes.
  5. La persona con la responsabilidad legal de un robot debe imputar.

(“Principles of robotics” 2010)

Al terminar de leer las leyes de la robótica, se puede comprender que un robot está destinado a ayudar y servir a la raza humana, a causa de esto se deben utilizar sin miedos ni prejuicios, pues como lo dicen las leyes, son productos.

Una vez que se aceptan estas ideas, se puede poner a cargo del volante a un robot autónomo, para que piloté el automóvil en el que se viaja. Mientras tanto el anterior conductor humano puede emplear ese tiempo de conducir, en realizar cualquier otra actividad productiva o de recreación que desee, sea dormir, estudiar, leer, incluso convivir con seres queridos.

El avance en los vehículos autónomos, también se puede ocupar en la industria privada. Las empresas de taxis tales como Uber, Easy Taxy o Cabify por mencionar algunas, de la misma manera que las empresas de  paquetería se verían altamente beneficiadas,  al reducir sus costos en trabajadores y aumentar envíos, al tener actividad las 24 horas del día.

A pesar de ser una eficiente posibilidad que revolucionaría la industria del transporte, actualmente no es totalmente segura, dado que en un entorno real, como la vida diaria, no existen mapas estáticos de vialidades, por lo cual, se presentan infinidades de variables desconocidas y cambiantes ante el robot conductor.

El experimento realizado por los ingenieros Kornuta, Chichanowski y Martinelli (2015), consistió en ubicar un robot autónomo motorizado, en un escenario diseñado con distintos obstáculos. El análisis de resultados se menciona: “de las 44 pruebas realizadas, el robot colisionó en 12 pruebas, con lo cual podemos concluir que el robot se desempeñó en el 72% de los casos realizados”. Por lo tanto se comprueba que aún no existe la total certeza de que el vehículo no colisione, esto se traduce en que el uso de este tipo de vehículos pondría en riesgo vidas humanas.

Este texto se concluye, al resaltar el gran trabajo realizado por toda persona involucrada en el desarrollo de la inteligencia artificial, personas que velan por la practicidad y bienestar en la sociedad. Queda claro que no falta mucho tiempo para que se puedan pulir los errores de programación e implementar mejores sensores capaces de detectar cualquier variable calculable para el robot. Se dan los mejores pronósticos para este tipo de tecnología que seguramente abundará en la futura sociedad, aunque un robot nunca podrá realizar las funciones de un ser humano al 100%.

Referencias

  • Kornuta, Chichanowski, M. y Martinelli, M. (2015). Inteligencia artificial aplicada a la navegación autónoma de robots móviles. Repositorio Institucional de la UNLP. Recuperado de http://hdl.handle.net/10915/45318
  • Elmer P. Dadios (2012). Fuzzy Logic – Controls, Concepts, Theories and Aplications. Croatia: InTech

¿Por qué celebramos la navidad el 25 de diciembre?

Por Carlos Palomares Rivera.

La Navidad es una tradición que se celebra en el culto católico,  en ella se conmemora el nacimiento de Jesús de Nazaret, quien es figura central de dicho credo, sin embargo, esta usanza no tiene sus orígenes en la base cristiana, que es el nuevo testamento, dado que ninguno de sus escritores llamados apóstoles, hacen referencia a que se celebrara este rito en la iglesia cristiana primitiva pues en sus orígenes, los cristianos no celebraban los cumpleaños.

A lo largo de este artículo especial abordare el origen de dicha costumbre.

La Navidad se celebra, en la mayoría del mundo, el 25 de Diciembre, fecha en la que se presupone fue el nacimiento de Jesús de Nazaret, no obstante, no se tiene la certeza de que en esta fecha haya sido el nacimiento de Jesucristo; para establecer ésta se tiene como base dos testimonios, que el credo católico denomina evangelios, el de Lucas y el de Mateo.

La aserción de Mateo dicta la versión aceptada universalmente. Habla de la llegada de un ser celestial a la casa de un humilde carpintero y su esposa para avisarles que el hijo de Dios llegaría a la tierra por conducto de ellos, y que la estrella de Belén anunciaría el nacimiento de Jesús de Nazaret en un sencillo establo, la señal sería interpretada por tres reyes que acuden a él con regalos (incienso, mirra y oro), la historia que la mayoría hemos escuchado, sin embargo, en ninguna parte de la declaración se menciona que el nacimiento de Cristo ocurriera el 25 de Diciembre.

La fecha no es circunstancial, pues en el imperio romano, mucho antes del nacimiento de Jesús de Nazaret, celebraban las fiestas saturnales a partir del 17 de diciembre y hasta el 31 de diciembre; en éstas se intercambiaban regalos, se servían grandes banquetes, inclusive se les daba tiempo libre a los esclavos. Todo esto en virtud de que se honraba al dios de la agricultura y se le agradecía por la abundancia de alimentos. Entre el inicio de las saturnales y el fin de año existía la celebración del Dios Mitra, denominado el sol invencible.

Estos dos acontecimientos marcan la pauta del origen del 25 de diciembre como fecha del nacimiento de Cristo pues, cuando en el siglo cuarto el cristianismo se convierte en la religión oficial de Roma, los dirigentes decidieron adoptar las tradiciones paganas en lugar de prohibirlas y con ello se instauro que la máxima celebración no sería al dios del sol, sino a Dios Jesucristo.

Ahora bien, el nacimiento de Jesús de Nazaret coincide con el solsticio de invierno que es celebrado por muchas culturas y religiones. Los aztecas, por ejemplo, veneraban al dios Huitzilopochtli; los egipcios celebraban el mito de Osiris, los celtas celebraban el Yule que es el nacimiento del nuevo sol o los persas que celebraban la Yalda cuyo significado es el nacimiento de un nuevo ciclo; todo ello en fechas cercanas al 25 de Diciembre.

Una vez aceptado el credo católico se vio bien la celebración de la navidad, sin embargo, la visión de las fiestas decembrinas no cambio mucho con el nuevo orden religioso, es decir, existieron dos tipos de celebraciones navideñas.

La primera consistía en asistir a los templos católicos para encender veladoras y recordar el nacimiento de Jesús de Nazaret; la segunda era muy parecida a las fiestas saturnales con algarabía, alimentos en abundancia y fiestas públicas. La segunda celebración enfureció a los más reservados y poco a poco se fueron prohibiendo las celebraciones públicas y ruidosas a tal grado que a inicios del siglo 17, la navidad se prohibió por un periodo muy corto en Inglaterra.  Lo anterior marco un nuevo parámetro en la celebración actual de la navidad, pues al iniciar las restricciones para celebraciones ruidosas y públicas, los más acaudalados deciden iniciar festividades privadas en sus hogares reuniendo solo a la familia y los amigos más cercanos, de ahí que actualmente se visualice a la cena navideña como un momento íntimo y familiar.

Las celebraciones navideñas llegan a nuestro país debido a la colonización española.

En México, se celebró por primera vez en 1526 por Fray Pedro de Gante, quien vio similitud entre la celebración al dios Huitzilopochtli con motivo del solsticio de invierno y aprovecho esta oportunidad para evangelizar a los habitantes del nuevo mundo.

Conclusiones

Primera: Las celebraciones decembrinas o de fin de año no son exclusivas del credo católico, existen registros de celebraciones más arcaicas que rondan el 25 de Diciembre.

Segunda: Es incierta la fecha del nacimiento de Jesús de Nazaret, por lo tanto cuesta un poco de trabajo creer que el 25 de Diciembre es, con exactitud, el momento de su nacimiento.

Tercera: El nacimiento oficial de Jesús de Nazaret coincide con el solsticio de invierno y, con ello, coincide con otras celebraciones que distan totalmente del nacimiento de Jesús.

Cuarta: Dada la similitud de celebraciones con motivo del fin de un clico entre los aztecas y los españoles les fue más sencillo incorporar las nuevas creencias con las antiguas.

Quinta: Todas las celebraciones de tipo religioso son una cuestión de fe que debe respetarse absolutamente, el hecho de que el culto católico dicte una forma de conceptualizar la realidad no significa que sea la verdad absoluta, sin embargo, la forma en la que se analiza la realidad desde otros credos tampoco garantiza una realidad aplastante.

Sexta: La Navidad, desde la concepción católica, debe ser una idea respetada por aquellos que no ven en esta versión de la realidad una verdad, pues en todos los casos el solsticio de invierno se relaciona con la llegada de un nuevo sol y Jesús de Nazaret, visto por sus creyentes, es el sol que da iluminación a la vida.

Séptima: La navidad podría entenderse como un cierre de ciclo y apertura de uno nuevo, de un nuevo sol (cualquiera en el que usted, querido lector, decida creer) con el que se pueden presentar nuevas oportunidades; y ¿Qué mejor que iniciar un nuevo ciclo con tus seres queridos?

 

Las tramas de la creación

Por Isaac Jiménez Romero

El pasado siete de noviembre, se llevó a cabo la inauguración de la exposición temporal “Miguel Cabrera. Las Tramas de la Creación”, en el claustro del Museo Nacional del Virreinato en Tepotzotlán, Estado de México.

Miguel Cabrera fue durante el siglo XVIII, uno de los pintores más importantes con una basta y extensa obra; abarcó sobre todo el ámbito religioso, pero de igual manera, la sociedad de la época reconocía su trabajo y deseaban ser retratados por el célebre artista. Miguel Cabrera encontró en la Compañía de Jesús a su principal patrono y mecenas para la realización de proyectos artísticos, además de concretar la relación laboral más prolífica de su carrera.

La maestra Verónica Zaragoza, curadora de la exposición, explicó durante un recorrido de la muestra que:

“Las Tramas de la Creación”, pone de manifiesto el vínculo entre el maestro y la compañía religiosa, así como el mutuo interés por desarrollar un arte capaz de conmover los sentidos y las almas. El trabajo que realizó por encargo particular para el Templo de San Francisco Javier del Colegio de Tepotzotlán, deja clara la influencia del tratado jesuita sobre la perspectiva de Andrea Pozzo en la concepción del programa iconográfico y artístico de esta monumental obra.”

MC22

Miguel Mateo Maldonado y Cabrera nació en Antequera, en el valle de Oaxaca. Fue miembro de la Congregación de la Purísima Concepción (la más importante de la compañía de Jesús en la Ciudad de México). El artista trabajó arduamente para que la pintura tuviera el pleno reconocimiento de ARTE, y no se le tomara como un oficio, e instauró un taller en el que produjo numerosas obras para diferentes órdenes religiosas, así como para personajes importantes de la época, como el Arzobispo de México, y para una vasta clientela particular.

La muestra se compone por cinco ejes rectores; el primero, La Pintura Novohispana del siglo XVIII, pone de manifiesto un panorama general sobre la producción y obra de artistas como Juan Correa, Nicolás Rodríguez Juárez, José de Páez, el célebre Cristóbal de Villalpando, y por supuesto, de Miguel Cabrera. Esta primera parte, permite contextualizar al espectador con la obra del artista oaxaqueño y da una idea de su papel durante la primera mitad del siglo XVIII.

La Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús, segundo eje rector de la exposición deja claro el estatus que tuvo la orden en el virreinato durante esa época; además, muestra el inicio de su particular relación con el artista. También se trata el análisis que el maestro y otros pintores hicieron del ayate de la Virgen de Guadalupe en 1715 y sus posteriores copias.

MC2

El eje principal de la muestra, Tepotzotlán, la creación total, pone de manifiesto el trabajo desarrollado en el Templo de San Francisco Javier, en dónde, casi como un plan maestro para una ciudad, Miguel Cabrera plasma su obra en pinturas, en el diseño y la decoración de retablos y también deja ver una faceta de influencia claramente europea en su trabajo de pintura mural, del que sólo existe testimonio en el Colegio de Tepotzotlán.

La Congregación de la Purísima Concepción, cuarto eje rector de la muestra, aborda el estudio hecho por la doctora Luisa Elena Alcalá, sobre la pertenencia del pintor a esta congregación religiosa, hecho que marcaría su vida personal y profesional, pues dicha pertenencia, sugeriría un gran reconocimiento y prestigio como maestro de la pintura.

El último eje, Devociones y varones ilustres, deja ver a Miguel Cabrera en la cima de su carrera, el maestro supo como nadie plasmar en su vasta y extensa obra, los ideales de devoción de la Compañía de Jesús para darle promoción y reconocimiento dentro del virreinato. Se presentan piezas de las series de la Vida de San Ignacio de Loyola e imágenes de diversos santos jesuitas.

MC4

Por último, las cartas que dan cuenta de la estrecha relación de la orden jesuita con el artista, dejan ver también la impresionante cantidad de trabajos que realizaba el maestro en su taller para numerosos colegios y congregaciones dentro de la Nueva España.

Miguel Cabrera. Las tramas de la Creación, nos deja clara la prolífica relación entre el pintor más afamado de la época y la única orden que fue expulsada del reino de España durante el siglo XVIII, los jesuitas. Luego de la expulsión de la compañía de Jesús, el artista murió un año después, en 1768.

Miguel Cabrera. Las Tramas de la Creación, podrá verse hasta el 21 de febrero de 2016.

Museo Nacional del Virreinato. Plaza Hidalgo 99, San Mateo Tepotzotlán.

Fotografías de:

Iván Chávez González

Andrés Martínez Ortiz

Design Week Mexico 15

POR ISAAC JIMÉNEZ ROMERO

El pasado 21 de octubre, se llevó a cabo en el Museo Tamayo de Arte Contemporáneo la inauguración de la edición 2015 de la semana del diseño en México, o Design Week Mexico, por su nombre en inglés.

Design Week Mexico es una organización que desde 2009, tiene por objeto crear una plataforma a través de la cual, a lo largo de una semana conformada por diversos eventos, se promueva la difusión de la cultura y del diseño al público en general; participan arquitectos, diseñadores industriales y gráficos, interioristas y estudiantes de las disciplinas mencionadas y afines.

Fundamentalmente, se trata de involucrar y tratar de posicionar a la Ciudad de México dentro de un grupo de capitales mundiales del diseño como Londres, París, Milán y Nueva York, además de las recientemente posicionadas Los Ángeles, Sao Paolo y Buenos Aires, que año tras año, organizan eventos similares al llevado a cabo en nuestra ciudad; adicionalmente, se generan importantes beneficios económicos para sus participantes, patrocinadores y autoridades gubernamentales.

Éste año, la plataforma tuvo como país invitado a Italia, buscando la potencialidad de la filosofía detrás del diseño de esta Nación con intervenciones, conferencias, colaboraciones, proyectos y documentales, de los que ya hablaré más adelante.

Asimismo, para ésta edición 2015 se implementó la iniciativa “estado invitado”, siendo Chiapas el estado seleccionado, esto con la finalidad de generar un espacio de colaboración nacional e internacional, lo que dio como resultado el proyecto “Visión y Tradición”; una mezcla de cultura, creatividad, tradiciones y técnicas de diseño llevada a cabo por artesanos chiapanecos de distintas comunidades y los diseñadores italianos invitados, construyendo así, un puente entre el diseño y la artesanía tradicional que resulta en un punto de vista único en el mundo.

Además de “Visión y Tradición” se presentaron diversos eventos como “Territorio Creativo”, un certamen donde diversos diseñadores generan y exhiben un abanico de propuestas en torno a un tema seleccionado personalmente.

“Design House” es un ejercicio de intervención colaborativa en dónde la organización invita a diversos despachos de interiorismo y arquitectura a transformar los diferentes espacios de una casa. En esta ocasión, no será propiamente una casa, sino un hotel ubicado en la colonia San Miguel Chapultepec, y que permanecerá abierto hasta el domingo 8 de noviembre.

Por otra parte, “Proyecto Tamayo” es un ejercicio multidisciplinario que combina arte, diseño y arquitectura; se presente una instalación temporal en el jardín del Museo Tamayo. Intervienen el mexicano C Cúbica Arquitectos y el italiano Palomba + Serafín Associati; despachos de diseño. Estará abierto hasta marzo de 2016.

Expuesto de manera general, me parece importante plantear una cuestión bastante obvia, ¿Por qué? Porque es vital entender la necesidad de contar con un espacio que dé difusión a la cultura y los alcances del diseño y la arquitectura en el país; lograr que el público en general entienda los beneficios que el diseño puede aportar a sus vidas.

Por último, me gustaría hablar sobre la pugna que desde el principio se planteó como “ubicar” a la ciudad de México entre el grupo de capitales mundiales del diseño.

Para el año 2018, la Ciudad de México fue elegida como World Design Capital (capital mundial del diseño), entendida como un evento que celebra el diseño y el mejoramiento de la vida de los habitantes de una urbe a través del mismo.

Hablar de la capacidad de transformación y reinvención de la Ciudad de México se vuelve complejo por varios motivos. Ciertamente la ciudad es ya un referente mundial, es una ciudad muy dinámica y un centro de actividad focal para América Latina; pero de ello a volverse realmente una capital mundial del diseño hay una gran diferencia.

Este nombramiento es una oportunidad y una responsabilidad al mismo tiempo. Se pondrá a la ciudad en la mira por su capacidad de impulsar la arquitectura y el diseño nacional.

En nuestros tiempos, más de la mitad de la población mundial vive en áreas urbanas; las ciudades entonces enfrentan cambios dramáticos sobre cómo adaptar su creciente población a su territorio, y al mismo tiempo, cómo generar estrategias y escenarios efectivos para el desarrollo económico. De ésta manera, las personas encargadas de planear, diseñar y manejar las ciudades toman un papel fundamental y muy relevante.

En este escenario, el diseño se ha vuelto una herramienta cada vez más fundamental en todos los niveles de desarrollo; para las ciudades el diseño no sólo es usado para hacer negocios, sino para incrementar el nivel de calidad de vida de los ciudadanos, así como herramienta del gobierno para hacer de las urbes lugares más atractivos, más “vivibles” y más eficientes.

Lo que resta ahora es preguntarnos si la Ciudad de México está realmente preparada para ser una capital mundial; al respecto, Augie Van Biljouw, directora de comunicaciones del comité de World Design Capital dice sobre el nombramiento para 2018;

“Para la Ciudad de México, el compromiso de volverse capital mundial es una oportunidad para su creciente y emprendedora comunidad, de construir una ciudad más vivible, abrazando viejos y nuevos planes para exhibir las innovaciones del diseño en cuanto a planeación urbana”.

Toda esta parafernalia; la organización de la semana del diseño y otros eventos semejantes -como el Abierto Mexicano de Diseño- sólo dejan al descubierto  un poderoso impedimento para volvernos una ciudad realmente “vivible”; las diferencias extremas, el radical giro que puede darse de una calle a la de a un lado.

En opinión del que suscribe, toda la expectativa puesta en la ciudad se resume a unas cuantas colonias, por ello me resisto a creer que la ciudad está lista para un nombramiento semejante. La Ciudad de México no es la Roma, la Condesa, Polanco, Chapultepec y la Hipódromo, la Ciudad también es Iztapalapa, la Doctores y la Buenos Aires y en ese entendido, estamos a años luz de equipararnos con Milán, París, o cualquier otra urbe. Es verdad que la situación ha mejorado, se han generado propuestas que nos acercan y encaminan al desarrollo potencial que podríamos tener como ciudad, pero hay que ser conscientes del gran trecho que aún se debe recorrer.

Al final, como espectador sólo queda esperar a que transcurran los dos años que quedan para 2018, y observar con sentido crítico, si en esos años la brecha expuesta se acorta un poco más.