Archivo de la categoría: Promoción y Difusión Cultural

Viaja, conoce y descubre México

Por Carlos Palomares Rivera.

Nuestro país cuenta con una enorme riqueza cultural distribuida por todo el territorio nacional, sin embargo, esta condición no era suficiente para que, hasta antes de 2001, se desarrollara una actividad turística fuera de los destinos más conocidos de nuestro país.[1] Esta condición llevo al gobierno en turno[2] a tomar medidas que revirtieran dicha situación.

Es así como, en el marco del Plan Nacional de Desarrollo del entonces presidente Vicente Fox, nace el programa Pueblos Mágicos de México encaminado a apoyar el desarrollo turístico municipal, estatal y regional en el año 2001.

Éste se visualizaba como un programa de desarrollo turístico integral que debía cumplir con los siguientes objetivos[3]:

  • Estructurar una oferta turística diversificada hacia el interior de país que saliera de los destinos mayormente conocidos de México.
  • Aprovechar los atractivos locales para detonar el turismo en la región.
  • Fomentar la producción, distribución y venta de artesanías locales.
  • Enaltecer las riquezas culturales de nuestro país.

La declaración de Pueblo Mágico se le otorga a destinos que preservan sus tradiciones, costumbres y legado cultural, sin embargo, si éste programa se rigiera por estos únicos requisitos estoy seguro que toda la República Mexicana podría ser considerada así, por lo tanto, existen ciertos requisitos[4] para que una población sea reconocida con esta condecoración:

  • Al ser un programa encaminado a favorecer a la población de determinada región aprovechando su legado cultural, lo primero que se necesita es que los habitantes se organicen, formando un comité, y pidan a las autoridades municipales que se solicite la inscripción de su localidad a la lista de pueblos mágicos.
  • Una vez demostrados el compromiso de la sociedad, la autoridad municipal deberá solicitar la inscripción a la autoridad federal.[5]

Para estar en condiciones de hacer lo anterior, la autoridad municipal o estatal deberá considerar los siguientes puntos:

  1. a) tiene que comprobar que dentro de sus planes de desarrollo existe la intensión de detonar la actividad turística.
  2. b) Las autoridades municipales están obligadas a garantizar que existe un plan de mejoramiento urbano que contemplara, entre otras, un reglamento de imagen urbana, la planificación de servicios públicos y un programa de atención al turismo.
  3. c) Demostrar que existe, por lo menos, un atractivo turístico que hace especial a ese destino, es decir, que ninguna localidad de la región cuenta con ello y esto la hace un lugar singular.
  4. d) Acreditar las fiestas y tradiciones que le dan esa esencia especial.
  5. e) Garantizar los servicios turísticos, es decir, la localidad debe contar con hoteles, restaurantes, transportación y vías de comunicación.
  6. f) Contar con servicios de Salud y Seguridad. [6]

Actualmente[7] nuestro país ha condecorado a 111 destinos como Pueblo Mágico, en las siguientes líneas relatare la experiencia que he tenido en mis cinco pueblos mágicos favoritos.[8]

Malinalco, Estado de México[9]

Esta localidad se ubica al sur de la entidad y a 104 kilómetros de la Ciudad de México si partes de este punto deberás tomar la carretera a Toluca y los señalamientos te guiaran, tardaras aproximadamente dos horas en llegar.

A Malinalco se puede ir y regresar en el mismo día si tu residencia en la ciudad de México, sin embargo, hospedarse ahí también es una buena opción ya que hay desde cómodas posadas hasta casonas elegantes que incluyen servicios de lujo.

Lo primero que te recomiendo es subir a la zona arqueológica, lo harás por cómodas escaleras que no requieren de una gran condición física, a cambio, tendrás espectaculares vistas de los cerros que protegen Malinalco y un increíble mirador a la huasteca y el pueblo.

Al bajar podrás disfrutar de relajantes temazcales o nadar en albercas que se abren al público en general. Visitar su mercado es imprescindible, ahí encontraras artesanía y gastronomía  típica de la región,

Por la tarde te sugiero conocer el convento del pueblo y dar una relajante caminata por sus calles empedradas. Si decides quedarte una noche podrás disfrutar de relajada vida nocturna que va de pequeños bares bohemios hasta una verbena en el quiosco central.

Tepoztlán, Morelos[10]

Definitivamente un lugar que todo ser humano en la tierra debería visitar, su magia es única por su ambiente relajado y clima cálido la mayor parte del año, se ubica a 74 kilómetros de la Ciudad de México.

Lo primero en tu lista de actividades debe ser subir el cerro del tepozteco en el que encontraras una zona arqueológica y una vista impresionante de todo el pueblo, debo recomendarte que si lo tuyo no es el esfuerzo físico o tu condición de salud no es la más óptima quizá no sea una gran idea subir a la zona arqueológica ya que el ascenso es difícil.

Al bajar, te recomiendo conocer el pueblo, caminar por su mercado de artesanías y entrar al convento.

Como réferi el inicio, Tepoztlán se caracteriza por su ambiente relajado, si vas con la familia encontraras lugares para disfrutar de la comida típica de la región, pero si vas en plan de amigos, este pueblo mágico ofrece gran variedad de establecimientos donde podrás disfrutar de bebidas refrescantes que mitigaran el calor, hay desde locales con decoración simple y música alternativa hasta sofisticados lugares con la música de la última generación.

Taxco, Guerrero[11]

Este es el lugar de las calles empedradas, las casa blancas y los techos de teja, definitivamente es el típico pueblo mexicano. Se localiza a 176 kilómetros de la ciudad de México.

Si viajas de la Ciudad de México debes considerar madrugar para poder disfrutar de todo Taxco, sin embargo, puedes hospedarte en el lugar y aprovechar al máximo lo que éste tiene para ofrecer.

Al llegar a Taxco te recomiendo hacer el viaje en el teleférico pues tendrás una vista panorámica del pueblo que se enclava en una sierra lo que le da un toque especial.

Al bajar, es imprescindible que visites la parroquia dedicada a Santa Prisca, una joya de la arquitectura barroca en nuestro país. Su centro en muy pequeño dada la geografía del lugar, sin embargo, podrás disfrutar de deliciosos dulces típicos de la región.

Visitar el mercado de artesanías es un espectáculo aparte pues por el relieve de la zona éste tiene la singularidad de estar por niveles, por lo tanto, deberás subir y bajar escaleras para recorrerlo, además de encontrarse en hondo.

Caminar por las calles de este emblemático lugar es un placer que definitivamente te tienes que dar, no hay mayor reflejo de un pueblo típico mexicano que Taxco.

Para comer encontraras desde puestos con comida típica mexicana hasta lujosos restaurantes con vistas panorámicas al templo, el pueblo o la sierra.

Jerez de García Salinas, Zacatecas.[12]

A pesar de su distancia con la Ciudad de México, este pueblo mágico es imprescindible en la ruta, aquí encontraras lugares emblemáticos que se combinan con deliciosas comidas que van desde el platillo más elaborado hasta originales botanas.

Si tu punto de partida es la Ciudad de México definitivamente debes considerar hospedarte, por lo menos, una noche en este lugar.

Jerez es cuna del Poeta Ramón López Velarde, por lo tanto te sugiero empezar por conocer la casa que lo vio nacer, después podrás disfrutar de su centro con un ambiente tranquilo y campirano que te invitara a disfrutar de refrescantes bebidas como las “raspanieves” o botanas como las tostadas de cueritos.

Visita el santuario de la soledad con su arquitectura típica de la región, la casa de la cultura con su impresionante fachada, disfruta de las actividades culturales que ofrece el Teatro Hinojosa, practica el senderismo en la sierra de Cardos o ten un relajado día caminando por las calles del centro, seguramente te llevaras grandes sorpresas.

No te puedes ir de jerez sin probar el asado de boda que es típico de la localidad, la birria o los deliciosos tacos de adobada.

Por su cercanía con la capital del Estado, jerez te permite conocer en el mismo fin de semana dos destinos, Zacatecas capital y éste pueblo mágico ¡Seguro regresaras!

Bernal, Querétaro.[13]

He dejado mi favorito para el final, no hay destino que disfrute más visitar en nuestro país que el pueblo mágico de Bernal.

Al llegar a Bernal te sugiero que vistes el museo de la máscara donde encontraras artesanías mexicanas con esta temática que despertaran tu asombro; la capilla de las animas tiene una historia que te encantara conocer.

La peña es un espectáculo aparte, impresiona desde que accedes por la carretera que lleva al mágico lugar. Podrás subir y disfrutar de las panorámicas vistas al semidesierto de Querétaro y al pueblo.

Te invito a relajarte en su pequeño centro donde podrás disfrutar de botanas típicas de México y la región, a caminar por sus empedradas calles que seguro te enamorara por la singularidad.

A la hora de comer tendrás muchas opciones, todas buenísimas, desde elegantes restaurantes con vistas privilegiadas hasta antojitos muy típicos de nuestro país.

El templo dedicado a San Sebastián de Bernal es una pequeña edificación que tiene de fondo a la monumental peña, disfruta del vino mexicano que se produce en la región.

En Bernal la magia de la época independista mexicana aún se conserva, tendrás la sensación de que el tiempo en este lugar se detuvo hace más de doscientos años. Definitivamente tienes que conocer este lugar.

En esta muy breve lista de pueblos mágicos te sugiero  tomar tus maletas estas vacaciones, o en cualquier espacio que tengas, para disfrutar del legado cultural y las riquezas que tenemos en nuestro país, te invito a descubrir, conocer, explorar, sentir, oler, saborear y vivir México.

 

 

[1] Regularmente nuestro país es conocido por sus destinos de playa como Cancún, Acapulco, Los cabos, Vallarta, Etcétera

[2] La administración encabezada por el entonces presidente de la Republica Vicente Fox (2000-2006)

[3] Objetivos consultados en: www.ordenjuridico.gob.mx/Publicaciones/CDs2008/CDProgramasyreglas/pdf/45.pdf

[4] Requisitos consultados en: http://www.elfuertepueblomagico.com/turismo/reglas_operacionpueblomagico.pdf

[5] La autoridad competente es la Secretaría de Turismo a nivel Federal (SECTUR)

[6] En la pagina web http://www.elfuertepueblomagico.com/turismo/reglas_operacionpueblomagico.pdf podrá consultar detalladamente los requisitos.

[7] Junio de 2016

[8] Debo aclarar que no he tenido oportunidad de visitar los 111, por lo tanto, mi criterio se basa en los que he conocido.

[9] Mas información sobre Malinalco en: https://www.malinalco.net/espanol

[10] Mas información sobre Tepoztlán en http://www.visitmexico.com/es/pueblosmagicos/region-centro/tepoztlan

[11] Mas sobre Taxco en: http://www.visitmexico.com/es/taxco-guerrero-mexico

[12] Sobre Jerez http://www.pueblosmexico.com.mx/pueblo_mexico_ficha.php?id_rubrique=333

[13] Información sobre Bernal en http://www.visitmexico.com/es/pena-de-bernal-queretaro

El impresionismo entre las banderas de Monet

Por Isaac Jiménez Romero 

Entre los artistas impresionistas Monet destaca desde varios ángulos.  De principio su técnica, al igual que la de los demás artistas rechazados del Salón, renunciaba por primera vez al esquema tradicional, marcando un hito no sólo en el arte pictórico, sino marcando una pauta para la ola de nuevas reinterpretaciones del arte. También se consolidó como un artista impresionista relativamente constante en sus motivos y técnicas.

La importancia de Monet parece estar suficientemente justificada, y existen varias obras mundialmente emblemáticas como: Impresión, sol naciente, Amapolas, Mujer con sombrilla, etcétera. Todas con una clara representación de las generalidades del Impresionismo,  los paisajes al aire libre, las pinceladas violentas y la luz. Si bien fue precisamente su obra, Impresión, sol naciente, la que daría nombre a la vanguardia[1], me gustaría concentrar mi análisis en dos de sus obras: Hotel dess Roches noires y La Calle Montorgueuil.

Seleccionar dichas obras responde a varios motivos que a continuación comentaré, pero la explicación más general es que son obras que no evocan a paisajes naturales (por lo menos no con la presencia de plantas), y que poseen, a propia consideración, una fuerte carga nacionalista en su significado, lo que destaca dada la visión “vacía” con que se consideran a las obras impresionistas, donde sólo les importaba capturar momentos llenos de luz y sin gran trasfondo.

En las dos pinturas se destaca la bandera francesa, en el Hotel, la bandera ondea en un cielo despejado y en todos los planos. Se enmarca en una situación banal como lo es un paseo por un malecón, con algunas personas (aunque apenas se distingan) que disfrutan de la limpieza del ambiente. Curiosamente en el primer plano se alza lo que parece ser la bandera estadounidense, misma que pareciera romper con lo antes dicho, pero que cobra sentido dados los antecedentes históricos de alianza estratégica en contra de Inglaterra (némesis y contrapeso, en ese entonces, de Francia). Es así como se pueden encontrar muchos significados a la pintura a partir de un elemento muy claro: la bandera.

Las banderas guardan en sí un gran significado, se constituyen como una marca de orgullo para cada país y se muestran (en ambos casos) en escenarios afables y convenientes, pues muestran una visión presumible en un Estado. Las banderas, no son representadas como formas ambiguas, si bien son pinceladas violentas, se pueden distinguir claramente las formas, lo que pareciera una serie de líneas onduladas, son bien distinguidas como una bandera o banderas, por los colores y las representaciones del primer plano en el caso de la pintura de la Calle.

Una de las bondades del impresionismo fue la sencillez con que se retrató la cotidianeidad. En el Hotel, la sencillez puede extrapolarse hacia lo que se representa, pues el edificio lateral contiene ciertos detalles toscos, formados no por líneas definidas (como se imaginaría en un edificio) sino por un constante juego de sombras y colores. Al respecto Arnheim dice “Todo esquema estimulado tiende a ser visto de manera tal que la estructura sea tan sencilla como lo permitan las condiciones dadas”[2], para el caso de la calle, la simplicidad se manifiesta en la constitución de una forma a partir de tres pinceladas alargadas, que al final, conforman un rectángulo irregular. Es por ello que existe una combinación entre las formas difusas y las formas más claras, sin perder sentido ni significado, pues todas son banderas y se entienden como tal.

La sencillez que captura Monet en sus obras se manifiesta en lo “cotidiano” que resulta para un francés celebrar su identidad, mediante un símbolo tan nacional como lo es la bandera, lo que resulta un motivo que no se muestra en ninguna de sus otras obras.

Los paisajes son simples en su composición, dada la facilidad de identificación de las formas (como ya se mencionó), pues poseen un orden coherente, desde su presencia en el contexto, hasta la dirección que las ondea “[…] la simplicidad de tales objetos afecta, pues, no sólo a su aspecto visual en sí y por sí, sino también a la relación entre la imagen vista y la afirmación que pretende que transmita.” [3] En ambos cuadros se logra trasmitir sensaciones positivas de calma, alegría, regocijo y orgullo.

Si bien la vanguardia impresionista se concentra en aspectos como la luz y el color, me gustaría ahondar más en otros aspectos, como el equilibrio, la forma y el espacio, sin dejar de lado los primeros elementos.

Para el equilibrio, Arnheim nos habla de la existencia de un balance percibido por la distribución de los objetos en una pintura; mismo que no siempre resulta obvio por su ubicación en el centro del cuadro, pero que guarda la debida distribución y armonía a partir de más características.

banderas

Como se puede ver, las pinturas de Monet guardan una estructura muy clásica en cuanto a simetría, y ubican un centro muy claro al representar calles. En las obras seleccionadas, la fuerza tensora principal se ubica al fondo de la calle, pues es ahí donde indiscutiblemente convergen las líneas tensoras. Ésta cualidad es otra de las grandes diferencias con sus otros cuadros. En el Hotel, el centro se desplaza hacia abajo, pero se mantiene ahí, mientras que en el Calle se ubica en un centro estricto.

Las formas de las líneas también marcan secuencias, como dice Arheim, en éste caso: movimiento, ocasionado por el viento de un día despejado como se muestra en ambas obras “[…] se puede concebir ya el movimiento en toda la gama de direcciones, como las curvas que podría ejecutar un patinador imaginativo. “ [4]  Este tipo de efectos pueden ser percibidos a partir del espacio.

Con respecto al último elemento mencionado se pueden distinguir obras bidimesionales, y “[…] ofrece extensión en el espacio, y por lo tanto diversidad de tamaño y forma; cosas pequeñas y grandes, redondas, angulares y muy irregulares […] añade a la sola distancia las diferencias de dirección y orientación.”[5] que se representan por medio de líneas, que conforman una imagen en perspectiva (acercándose o alejándose)  “[…] el constructo geométrico de la perspectiva central se aproxima a la proyección que sería recibida por el ojo desde un punto de vista de estacionamiento concreto”[6]. El efecto es logrado mediante la identificación de figuras cuasi geométricas como lo son los edificios (en ambos ejemplos) además del uso de líneas distinguidas por las mismo orden de las banderas y detalles de las construcciones.

Ahora bien, un aspecto que no debe olvidarse al tratar a Monet es la luz. En arte y percepción visual, trata el tema a partir del efecto que produce en la visión y por lo tanto en la obra. Dado que las obras pretenden ser representaciones de la realidad y por lo tanto de lo inmediatamente percibido por el hombre, la luz no puede dejarse de lado.

La luminosidad dada se hace obvia en la Calle y en el Hotel dado lo despejado de los cielos de ambas pinturas, se infiere una hora antes del atardecer, por el posicionamiento de las sombras, siendo ésta otra de las razones por las que tanto el Hotel como la Calle llaman la atención al guardar una distribución casi simétrica de luz y sombras (y no sólo de formas), si bien en ninguna se representa demasiada oscuridad, tampoco prevalece de manera aplastante la luz como en la tendencia impresionista y en sus demás cuadros.

El significado dado por la luz, más allá del deseo (y posibilidades) de la vanguardia de salir de los talleres, manifiesta, desde una interpretación simple, un ambiente alegre, adornado con un cielo muy azul, mismo que se acompaña de dos paisajes franceses importantes donde su bandera se enarbola en lo alto.

En éste caso la luz juega otro papel de gran importancia para la construcción de perspectiva y profundidad, que, ayudada por la formación de espacio y forma, brinda a la obra una representación más real del paisaje citadino. El uso realista de las sombras cuida detalles de filtración de luz a través de los objetos o en medio de éstos, así como el volumen de los balcones y el movimiento de las banderas. Estas características le otorgan a las obras nuevos puntos de partida para la interpretación.

La dinámica cromática que emplea Monet se facilita con los colores primarios de la bandera francesa. El ordenamiento de los colores dan sentido a la forma, permitiendo identificar un objeto concreto como lo es una bandera, la cual no debe ser confundida con ninguna otra. El uso del color en sus distintas saturaciones de luz permite a Monet destacar profundidad en la pintura, y percepción en la ubicación de las mismas.

 

Fuentes consultadas

  • Maldonado, Guitemie, Connaissance des Arts, Francia, Pascale Bertrand, 2005, 115 pp.
  • Arnheim, Rudolf, Arte y Percepción Visual, Madrid, 1997, Alianza Forma, 535 pp.

[1] Guitemie Maldonado, Connaissance des Arts, Francia, Pascale Bertrand, 2005, p. 41

[2] Rudolf Arnheim, Arte y Percepción Visual, Madrid, 1997, Alianza Forma, p.70

[3] Ibídem p. 83

[4] Ibídem p. 121

[5] Ibídem p. 228

[6] Ibídem p. 317

Cuentos de navidad

“Fue Chesterton quien afirmo que Dickens es el invento de la navidad

Tal como la conocemos hoy. Y no se equivocaba.”

Rodrigo Fresán

 

En casi muchas películas, historias, obras de teatro y hasta series televisivas vemos como referencia a Dickens. El fantasma de la navidad pasada que muestra como el personaje central ha sido hostil. Y en algún momento de mi vida creí tener frente a mí a mi propia versión de Scrooge, yo trabajando horas en una oficina fría.

Y quién en la actualidad no ha sido Scrooge, trabajar horas y hasta horas extras para conseguir un nivel social y económico. Descuidamos amigos, familia y hasta momentos importantes que jamás volverán, por un poco de algo que durará breves instantes.

¿Cómo definiríamos la Navidad? Muchos como un momento de paz, de reflexión. Otros más como un día para estar en convivencia con la familia y algunos más como un acto capitalista para dar y recibir detalles. Ésta celebración es diferente para todos. Sea el motivo que sea es una de las fechas en el calendario más esperada, sin temor a equivocarme, es más ansiada por los niños. Ilusión, magia y confieso que escribiendo estas breves líneas me reconozco como “grinch” y  envidio a mi infancia, pues, no sé dónde deje olvidada todas esas ilusiones. Pero también hay otro lado. Quienes aún desde niños no tienen un lugar cálido donde estar, un abrazo de protección, una rica cena y una ilusión al amanecer. Yo te pido a ti que me lees, que si está en tus posibilidades ayudes a esos niños, y recuerda que también están los adultos mayores, con los años la soledad aumenta y ellos también necesitan compañía. No juzgues a quien no le gusta la navidad o a quien no cree en tu misma ideología, recuerda que tu religión te ha enseñado que el respeto es un pilar fundamental.

No sé si Jesús nació en diciembre, no sé si esto es una realidad o solo una historia más de la que el hombre se aferra para mantener su fe cimentada a una raíz que lo guíe. Pero a veces los milagros son tantos que la esperanza sigue aquí, haciendo de esta fecha algo significativo. Por qué no hacemos un cuento de navidad. Por qué no llamamos al familiar o amigo del que nos hemos distanciado o dejamos el trabajo para ir con nuestros hijos o padres, por qué no damos un poco a los que más lo necesitan. Quizá en ese cuento o historia que escribimos y hacemos realidad, esté la verdadera magia y la verdadera enseñanza de amor de Jesús y de Dios.

La navidad tiene muchos colores, sabores, aromas. Quizá Dickens al escribir sus cuentos de Navidad (Canción de Navidad, Las campanas, El grillo del Hogar, La batalla de la vida y El hechizado) tenía como propósito dejar entre sus líneas llenas de enseñanza y humor que debemos dejar las banalidades a un lado, no sea que en medio de la noche nuestro egoísmo evoque a un espectro y nos muestre que no estamos tan lejos de ser como Scrooge.

La maestría de Charles Dickens y el sentimentalismo de la fecha me llevan a decir, que aunque no me gusta la navidad y creo que a la humanidad nos falta mucho para seguir los principios básicos de una religión, espero un milagro. Espero que mi familia siga unida, espero que mis amigos estén cerca. Espero que la sociedad crezca y que este proyecto llamado Anagénesis Jurídico crezca y pueda llegar a miles de personas y que cada letra plasmada por nuestros articulistas sea escrita con responsabilidad y veracidad para así cumplir con una de las misiones principales que es la de informar para que exista un criterio sobre lo que sucede. Pues lo dicen muchos, la verdad nos hará libres.

Para culminar, hare una breve reseña de Dickens, quien ha sido mencionado en estas líneas, cabe destacar que él nació en Inglaterra, el 9 de junio de 1870 es un destacado escritor y novelista. Muchas de sus obras fueron entregas que realizaba mensualmente o semanalmente a un diario inglés, posteriormente fueron impresos como libros. Una de las peculiaridades de Dickens es la forma de describir a sus personajes. El más famoso Ebenezer Scrooge. Es importante mencionar que Canción de navidad, fue publicada el 19 de diciembre de 1843.

Diciembre será siempre el mes apropiado para la reflexión, para hacer milagros y para rendir homenaje a Charles Dickens, leyendo sus cuentos de navidad con una deliciosa taza de ponche.

Les desea una feliz navidad

Directora General

Lic. Jacqueline Miranda de los Santos

¿Por qué celebramos la navidad el 25 de diciembre?

Por Carlos Palomares Rivera.

La Navidad es una tradición que se celebra en el culto católico,  en ella se conmemora el nacimiento de Jesús de Nazaret, quien es figura central de dicho credo, sin embargo, esta usanza no tiene sus orígenes en la base cristiana, que es el nuevo testamento, dado que ninguno de sus escritores llamados apóstoles, hacen referencia a que se celebrara este rito en la iglesia cristiana primitiva pues en sus orígenes, los cristianos no celebraban los cumpleaños.

A lo largo de este artículo especial abordare el origen de dicha costumbre.

La Navidad se celebra, en la mayoría del mundo, el 25 de Diciembre, fecha en la que se presupone fue el nacimiento de Jesús de Nazaret, no obstante, no se tiene la certeza de que en esta fecha haya sido el nacimiento de Jesucristo; para establecer ésta se tiene como base dos testimonios, que el credo católico denomina evangelios, el de Lucas y el de Mateo.

La aserción de Mateo dicta la versión aceptada universalmente. Habla de la llegada de un ser celestial a la casa de un humilde carpintero y su esposa para avisarles que el hijo de Dios llegaría a la tierra por conducto de ellos, y que la estrella de Belén anunciaría el nacimiento de Jesús de Nazaret en un sencillo establo, la señal sería interpretada por tres reyes que acuden a él con regalos (incienso, mirra y oro), la historia que la mayoría hemos escuchado, sin embargo, en ninguna parte de la declaración se menciona que el nacimiento de Cristo ocurriera el 25 de Diciembre.

La fecha no es circunstancial, pues en el imperio romano, mucho antes del nacimiento de Jesús de Nazaret, celebraban las fiestas saturnales a partir del 17 de diciembre y hasta el 31 de diciembre; en éstas se intercambiaban regalos, se servían grandes banquetes, inclusive se les daba tiempo libre a los esclavos. Todo esto en virtud de que se honraba al dios de la agricultura y se le agradecía por la abundancia de alimentos. Entre el inicio de las saturnales y el fin de año existía la celebración del Dios Mitra, denominado el sol invencible.

Estos dos acontecimientos marcan la pauta del origen del 25 de diciembre como fecha del nacimiento de Cristo pues, cuando en el siglo cuarto el cristianismo se convierte en la religión oficial de Roma, los dirigentes decidieron adoptar las tradiciones paganas en lugar de prohibirlas y con ello se instauro que la máxima celebración no sería al dios del sol, sino a Dios Jesucristo.

Ahora bien, el nacimiento de Jesús de Nazaret coincide con el solsticio de invierno que es celebrado por muchas culturas y religiones. Los aztecas, por ejemplo, veneraban al dios Huitzilopochtli; los egipcios celebraban el mito de Osiris, los celtas celebraban el Yule que es el nacimiento del nuevo sol o los persas que celebraban la Yalda cuyo significado es el nacimiento de un nuevo ciclo; todo ello en fechas cercanas al 25 de Diciembre.

Una vez aceptado el credo católico se vio bien la celebración de la navidad, sin embargo, la visión de las fiestas decembrinas no cambio mucho con el nuevo orden religioso, es decir, existieron dos tipos de celebraciones navideñas.

La primera consistía en asistir a los templos católicos para encender veladoras y recordar el nacimiento de Jesús de Nazaret; la segunda era muy parecida a las fiestas saturnales con algarabía, alimentos en abundancia y fiestas públicas. La segunda celebración enfureció a los más reservados y poco a poco se fueron prohibiendo las celebraciones públicas y ruidosas a tal grado que a inicios del siglo 17, la navidad se prohibió por un periodo muy corto en Inglaterra.  Lo anterior marco un nuevo parámetro en la celebración actual de la navidad, pues al iniciar las restricciones para celebraciones ruidosas y públicas, los más acaudalados deciden iniciar festividades privadas en sus hogares reuniendo solo a la familia y los amigos más cercanos, de ahí que actualmente se visualice a la cena navideña como un momento íntimo y familiar.

Las celebraciones navideñas llegan a nuestro país debido a la colonización española.

En México, se celebró por primera vez en 1526 por Fray Pedro de Gante, quien vio similitud entre la celebración al dios Huitzilopochtli con motivo del solsticio de invierno y aprovecho esta oportunidad para evangelizar a los habitantes del nuevo mundo.

Conclusiones

Primera: Las celebraciones decembrinas o de fin de año no son exclusivas del credo católico, existen registros de celebraciones más arcaicas que rondan el 25 de Diciembre.

Segunda: Es incierta la fecha del nacimiento de Jesús de Nazaret, por lo tanto cuesta un poco de trabajo creer que el 25 de Diciembre es, con exactitud, el momento de su nacimiento.

Tercera: El nacimiento oficial de Jesús de Nazaret coincide con el solsticio de invierno y, con ello, coincide con otras celebraciones que distan totalmente del nacimiento de Jesús.

Cuarta: Dada la similitud de celebraciones con motivo del fin de un clico entre los aztecas y los españoles les fue más sencillo incorporar las nuevas creencias con las antiguas.

Quinta: Todas las celebraciones de tipo religioso son una cuestión de fe que debe respetarse absolutamente, el hecho de que el culto católico dicte una forma de conceptualizar la realidad no significa que sea la verdad absoluta, sin embargo, la forma en la que se analiza la realidad desde otros credos tampoco garantiza una realidad aplastante.

Sexta: La Navidad, desde la concepción católica, debe ser una idea respetada por aquellos que no ven en esta versión de la realidad una verdad, pues en todos los casos el solsticio de invierno se relaciona con la llegada de un nuevo sol y Jesús de Nazaret, visto por sus creyentes, es el sol que da iluminación a la vida.

Séptima: La navidad podría entenderse como un cierre de ciclo y apertura de uno nuevo, de un nuevo sol (cualquiera en el que usted, querido lector, decida creer) con el que se pueden presentar nuevas oportunidades; y ¿Qué mejor que iniciar un nuevo ciclo con tus seres queridos?

 

Las tramas de la creación

Por Isaac Jiménez Romero

El pasado siete de noviembre, se llevó a cabo la inauguración de la exposición temporal “Miguel Cabrera. Las Tramas de la Creación”, en el claustro del Museo Nacional del Virreinato en Tepotzotlán, Estado de México.

Miguel Cabrera fue durante el siglo XVIII, uno de los pintores más importantes con una basta y extensa obra; abarcó sobre todo el ámbito religioso, pero de igual manera, la sociedad de la época reconocía su trabajo y deseaban ser retratados por el célebre artista. Miguel Cabrera encontró en la Compañía de Jesús a su principal patrono y mecenas para la realización de proyectos artísticos, además de concretar la relación laboral más prolífica de su carrera.

La maestra Verónica Zaragoza, curadora de la exposición, explicó durante un recorrido de la muestra que:

“Las Tramas de la Creación”, pone de manifiesto el vínculo entre el maestro y la compañía religiosa, así como el mutuo interés por desarrollar un arte capaz de conmover los sentidos y las almas. El trabajo que realizó por encargo particular para el Templo de San Francisco Javier del Colegio de Tepotzotlán, deja clara la influencia del tratado jesuita sobre la perspectiva de Andrea Pozzo en la concepción del programa iconográfico y artístico de esta monumental obra.”

MC22

Miguel Mateo Maldonado y Cabrera nació en Antequera, en el valle de Oaxaca. Fue miembro de la Congregación de la Purísima Concepción (la más importante de la compañía de Jesús en la Ciudad de México). El artista trabajó arduamente para que la pintura tuviera el pleno reconocimiento de ARTE, y no se le tomara como un oficio, e instauró un taller en el que produjo numerosas obras para diferentes órdenes religiosas, así como para personajes importantes de la época, como el Arzobispo de México, y para una vasta clientela particular.

La muestra se compone por cinco ejes rectores; el primero, La Pintura Novohispana del siglo XVIII, pone de manifiesto un panorama general sobre la producción y obra de artistas como Juan Correa, Nicolás Rodríguez Juárez, José de Páez, el célebre Cristóbal de Villalpando, y por supuesto, de Miguel Cabrera. Esta primera parte, permite contextualizar al espectador con la obra del artista oaxaqueño y da una idea de su papel durante la primera mitad del siglo XVIII.

La Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús, segundo eje rector de la exposición deja claro el estatus que tuvo la orden en el virreinato durante esa época; además, muestra el inicio de su particular relación con el artista. También se trata el análisis que el maestro y otros pintores hicieron del ayate de la Virgen de Guadalupe en 1715 y sus posteriores copias.

MC2

El eje principal de la muestra, Tepotzotlán, la creación total, pone de manifiesto el trabajo desarrollado en el Templo de San Francisco Javier, en dónde, casi como un plan maestro para una ciudad, Miguel Cabrera plasma su obra en pinturas, en el diseño y la decoración de retablos y también deja ver una faceta de influencia claramente europea en su trabajo de pintura mural, del que sólo existe testimonio en el Colegio de Tepotzotlán.

La Congregación de la Purísima Concepción, cuarto eje rector de la muestra, aborda el estudio hecho por la doctora Luisa Elena Alcalá, sobre la pertenencia del pintor a esta congregación religiosa, hecho que marcaría su vida personal y profesional, pues dicha pertenencia, sugeriría un gran reconocimiento y prestigio como maestro de la pintura.

El último eje, Devociones y varones ilustres, deja ver a Miguel Cabrera en la cima de su carrera, el maestro supo como nadie plasmar en su vasta y extensa obra, los ideales de devoción de la Compañía de Jesús para darle promoción y reconocimiento dentro del virreinato. Se presentan piezas de las series de la Vida de San Ignacio de Loyola e imágenes de diversos santos jesuitas.

MC4

Por último, las cartas que dan cuenta de la estrecha relación de la orden jesuita con el artista, dejan ver también la impresionante cantidad de trabajos que realizaba el maestro en su taller para numerosos colegios y congregaciones dentro de la Nueva España.

Miguel Cabrera. Las tramas de la Creación, nos deja clara la prolífica relación entre el pintor más afamado de la época y la única orden que fue expulsada del reino de España durante el siglo XVIII, los jesuitas. Luego de la expulsión de la compañía de Jesús, el artista murió un año después, en 1768.

Miguel Cabrera. Las Tramas de la Creación, podrá verse hasta el 21 de febrero de 2016.

Museo Nacional del Virreinato. Plaza Hidalgo 99, San Mateo Tepotzotlán.

Fotografías de:

Iván Chávez González

Andrés Martínez Ortiz

Mexico Design Week 15

By Isaac Jiménez Romero

On October 21st, it took place at the MuseoTamayo de Arte Contemporáneo the opening of the 2015 edition of Design Week Mexico.

Design Week Mexico is an organization foundated in 2009, that aims to promote and publicize the design culture to the general public by creating a platform conformed of sundry events. Taking part  architects, industrial and graphic designers, interior designers and students of these and related disciplines.

Fundamentally, this is to involve and try to improve the position of Mexico City within a group of world design capitals such as London, Paris, Milan and New York, besides the recently positioneted Los Angeles, Sao Paolo and Buenos Aires, that every year organize similar to that carried out in our city events. Additionally, it brings significant economic benefits to its participants, sponsors and government officials.

This year, the platform was the guest country to Italy, looking for the potential of the philosophy behind the design of this nation with speeches, conferences, collaborations, projects and documentaries, of which I shall speak later.

For this edition, it also improves the initiative state guest, being Chiapas the selected state, this was implemented in order to create a space for national and international collaboration, which resulted in the project Visión y tradición; a mixture of culture, creativity, traditions and design techniques conducted by Chiapas craftsmen from different communities and invited Italian designers, building a bridge between design and traditional craftsmanship resulting in a unique perspective on the world .

Besides Visión y tradición, various events were held, such as Territorio creativo; an event where designers presented a range of design proposals based on a personally selected topic.

“Design House” is a collaborative exercise in where the organization invites various interior design and architecture offices to transform the different areas of a house. This time, it will not be exactly a house but a hotel in San Miguel Chapultepec neighborhood.

Moreover, Proyecto Tamayo is a multidisciplinary exercise that involves art, design and architecture; a temporary installation in the Tamayo Museum garden that C Cúbica (mexican) and Palomba + Serafin Associati (italian) design firms presents.. It will be open until March 2016.

Stated generally, it seems important to raise an obvious question. Why? Because it is vital to understand the necessity of a space to give publicity to the culture and scope of design and architecture in the country; ensuring that the public understands the benefits that design can bring to their lives.

Finally, I would like to talk about the conflict that arose from the beginning as “locate” Mexico City among the group of world design capitals.

By 2018, Mexico City was chosen as World Design Capital, defined as an event that celebrates the design and improvement of life of the inhabitants of a city through it.

Talk of processing capacity and reinvention of Mexico City, becomes complex for several reasons. Certainly the city is already a world leader, is a very dynamic city and a focal activity center for Latin America; but its far of truly becoming a world design capital.

This appointment is an opportunity and a responsibility at the same time. The city will be in the spotlight for its ability to boost domestic architecture and design.

In our time, more than half of the world’s population lives in urban areas; the cities then face dramatic changes on how they adapt their growing populations to their territory, and at the same time, how to generate effective strategies and scenarios for economic development. Thus, those who are responsible of planning, designing and managing cities take a fundamental and very important role.

In this scenario, the design has become an increasingly important tool at all levels of development; for cities design is used not only to do business, but to increase the quality of citizens´s life as well as a government tool to make the cities more attractive, more liveable and more efficient places.

What remains now is to ask if Mexico City is ready to be a world capital; about that, Augie Van Biljouw, communications director of the World Design Capital committee says;

 

“To Mexico City, to become a world capital is an opportunity for growing and entrepreneurial community, to build a more livable city, embracing old and new plans to showcase the innovations of the design in terms of urban planning.”

 

All this; the organization of Design Week and other similar events like the Mexican Open Design- leave only uncovered a powerful impediment to become a truly “livable” city; the extreme differences, turning radical which can be from one street to the side one.

In my opinion, all the expectations are placed in a few neighborhoods, so I am reluctant to believe that the city is ready for such an appointment. Mexico City is not La Roma, Condesa, Polanco, Chapultepec and Hipodromo neighborhoods, the city is also Iztapalapa, Doctores and Buenos Aires neighborhoods and in that sense, we are far away to equate the City with Milan, Paris, or any other city. It is true that the situation has improved, we have generated proposals that bring us together and routed to the potential development may have as a city, but be aware of the great distance still to be traveled.

In the end, as a spectator only wait for the expiration of two years left to 2018, and observe critically, if in those years the exposed gap narrows a little more.

 

Tradiciones mexicanas, un día de fiesta, el día de muertos

Por Karina Elizabeth García Tufiño

El Día de Muertos en México es una fiesta muy esperada del año no solo por los pequeños sino por los adultos,  es una de las tradiciones con más variantes, según la región del país en que nos encontremos vamos a descubrir disfraces, tapetes elaborados con aserrín y flores, ofrendas con los alimentos favoritos de las personas a quienes se dedican, caminos de flor de cempasúchil (tagetes patula), papel picado, en fin un sin número de requisitos que no pueden faltar en los hogares. En este artículo hablaremos de algunas de estas tradiciones.

El Altar u Ofrenda del Día de Muertos

Si bien en cierto que cada familia y en cada región lo adaptan a sus creencias existen cosas que no pueden faltar:

El agua: No puede faltar el agua que simboliza la fuente de vida, se coloca para que se mitiguen la sed después del arduo recorrido que se hace para llegar y para que fortalezcan su refiero. En otros lugares simboliza la pureza del alma.

La sal: Es un elemento purificador. Es un elemento necesario para proteger al cuerpo en su viaje de ida y vuelta para el siguiente año, evitando que se corrompa.

Veladoras: También suelen utilizarse velas, pero lo recurrente es el uso de veladoras, éstas simbolizan la luz, para algunas personas sirven para iluminar el camino del familiar o persona querida para que encuentre y llegue al altar dedicado a él y pueda regresar a su morada de descanso, en otras partes del país se piensa que al haber sido buenas personas se encuentran con Dios, recordemos que en la actualidad es una festividad relacionada con la religión católica, así la vela alumbra como el ejemplo de la persona en vida. Algunas personas piensan que cada veladoras colocada en la ofrenda representa a una persona invitada a visitarla.

Incienso o copal: Su función es llevar el olor de la comida que se coloca en el altar hasta el ser querido a quien esta ofrecido invitándolo así a bajar al mundo de los vivos para que prueben la comida preparada en su honor. En otros lugares se piensa que con el copal o incienso se purifica el lugar de malos espíritus protegiendo al alma para que pueda entrar a la casa sin ningún peligro.

copal

Pan de Muerto: Es un ofrecimiento fraternal para el difunto. Existen dos variedades de pan tradicional para estas fechas.

pan 1

Pan de muerto.

pan 2

Gollete. El utilizar este pan tiene otro significado, es un pan que parece una dona y es de un color entre rosa y morado, se coloca en la sostenido por una caña, simbolizan los cráneos de los enemigos vencidos y las cañas las varas en donde los encargaban los indígenas antes de la llegada de la conquista.

Retrato del difunto: Es la representación material del alma que se cree visitará la ofrenda y para quien esta todo dedicado.

Comida: Se acostumbra a poner los platillos que en vida más gustaban al difunto, buscando así agrandarlo.

Calaveritas de azúcar: deben colocarse en tres tamaños la pequeña simboliza a la muerte, la mediana a la trinidad y la grande al Padre Eterno; actualmente no en todos los lugares es así, muchas personas solo colocan una o varias a modo de decoración.

Las Flores: La flor tradicional de la temporada es el cempasúchil, una flor cuyo color es entre amarillo y naranja y con un olor muy peculiar. También se utiliza una flor morada que el llamada “terciopelo” cuya textura asemeja papel y terciopelo. Estas dos son las más comunes y utilizadas en las ofrendas. Gracias a sus colores y olores son un reflejo de la festividad.

flor

Licor: Para que recuerden los acontecimientos agradables durante su vida y quieran visitar el altar.

Otras bellas tradiciones

En lo personal una tradición que me encanta en estas fechas son los tapetes elaborados en lugares como Tlaxcala, llenos de color e imágenes hermosas son una tradición que vale la pena ver y conservar. Son elaborados con aserrín pintado de colores y flores.

tapete

(http://www.revistabuenviaje.com/conocemexico/destinos/tlaxcala/diamuertos/diamuertostlaxcala.php)

Otra tradición muy interesante y que hace lucir muy bellos los panteones, por extraño que suene, es que cada año en estas fechas los familiares y seres queridos van a visitarlos, limpian las tumbas y colocan Flores, por lo cual quedan llenos de color y vida. En algunos lugares la tradición es velar toda la noche del día y primero y la madrugada del día dos de noviembre en la panteón junto a la tumba del ser querido.

En algunos panteones, como lo es el de Atlautla, un pequeño pueblo en el Estado de México se colocan caminos de pétales de flor de cempasúchil para guiar al difunto al altar, los caminos son colocados desde afuera de la casa y llegaran hasta el altar.

camino

La creencia es que las almas de los niños llegan el día 31 de octubre a las 3 de la tarde y se retiran el día 1º a las 3 que es cuando llegan los adultos que se van el día 2 a las 3 de la tarde. En algunos lugares se preparan tamales y se colocan en la ofrenda poco antes de que se vayan para que se los lleven, se colocan ofrendas grandes y a los invitados y personas que vayan a visitar a la familia se les regala pan, fruta o comida de la ofrenda, no hay que olvidar que es una fiesta así que se comparte de la mesa con todos los invitados.

Para los pequeños y los no tan pequeños es esperada la noche del primero de noviembre ya que salen a “calaverear” o a “pedir calaverita” aúne seria el equivalente del día 31 en otros países, sólo que en lugar del “trick or treat”, es una noche donde se sale a la calle a pedir dulces, pan, fruta y en ocasiones dinero, niños y grandes se disfrazan para ocasionar el mayor impacto y en algunas ocasiones terror a los demás. En los lugares menos tradicionales basta con que se grite “queremos Halloween”, pero en otros lugares, como en algunas localidades de Xochimilco, por ejemplo, aùn se reza el padre nuestro frente a la ofrenda y después se canta alguna canción humorística para poder gritar “¡quiero mi calavera!”.

Estas son dos de las ofrendas que se colocaron ayer y frente a las cuales, después de un par de sustos, algunos niños rezaron y pidieron dulces.

ofrenda 1

ofrenda 2

Otra tradición es ir por la calle alumbrado con una lámpara casera hecha con chilacayote y una vela, sin poder faltar una cara muy aterradora.

chi

México es un país muy basto y cada región tiene sus propias costumbres y tradiciones para esta gran fiesta y me faltarían líneas para poder hablar de todas ellas. Pero estas son de las tradiciones más utilizadas por las familias mexicanas.