Publicado en ¿Qué es Anagénesis Jurídico?, Feminismos y equidad de género

Breve análisis sobre el feminismo en México

Por Carlos Palomares Rivera.

En tiempos recientes el  tema del feminismo se ha hecho presente en diversos ámbitos de la vida cotidiana, sin embargo, considero que este tema va más allá de una simple moda pasajera, pues este movimiento pugna por una equidad de género que, por lo menos en México, muchas veces no existe.

Los movimientos feministas a nivel global surge en los años posteriores a la Revolución Francesa, en la que las mujeres pugnaron por tener los mismos derechos que los hombres. Si partimos de lo más básico, el documento que se generó con el triunfo de dicho movimiento social fue La carta de los derechos del hombre y el ciudadano constriñendo dichas potestades al género masculino y no al conjunto de seres humanos.

En una primera etapa,  las mujeres feministas en los años  1789 luchaban por conseguir el derecho al voto; en este sentido se levantaron diferentes movimientos alrededor del mundo y por períodos distintos, no obstante  aún se debían combatir aspectos raciales. Como el caso de Wyoming, Estados Unidos de América, en donde se permitió el voto de las mujeres blancas en el año de 1869. Sin embargo y alcanzando una nueva etapa  fue hasta el año de 1893 en Nueva Zelanda que los legisladores permitieron el voto del hombre y la mujer de forma indistinta.

La situación en México no fue muy distinta, los movimientos feministas surgen con los anhelos de conseguir el voto femenino siendo ello después de la Revolución mexicana, es decir, en años posteriores a 1917. En este sentido el estado de Yucatán fue el primero en reconocer este derecho para las mujeres en el año de 1923, sin embargo, dicha entidad fue más allá pues no sólo se reconoció el derecho al voto sino también los derechos políticos de las mujeres dando como resultado que en dichas elecciones resultaran ganadoras Elvia Carrillo Puerto, Raquel Dzib y Beatriz Peniche de Ponce  como diputadas del Congreso Estatal y Rosa Torre como regidora del municipio de Mérida.

En un segundo momento de la historia nacional, hacia la década de 1960, se generó un nuevo y fuerte movimiento feminista con el ingreso de mujeres a las universidades del país y, por ende, se presupone un intento de formar parte del  mercado laboral. Bajo el contexto de los movimientos estudiantiles de 1968 se gestaron diversas organizaciones de mujeres que cuya intención se dirige a cuestiones aún más profundas dentro de la sociedad ya no era solo la lucha por el voto que ya se había conseguido en el año de 1953. Ahora las pugnas ya se encaminan  más al ámbito laboral e incluso en temas de liberación sexual y de las decisiones que deberían  tomar sobre su cuerpo, como el decidir sobre el aborto, o el número de hijos que deseaban tener.

Lo anterior cobra sentido si partimos de la concepción que se tenía en dicha época, pues  la sociedad mantenía la creencia que las mujeres estaban destinadas a las labores domésticas y el cuidado de los hijos (aún en la actualidad esta sigue si eso una idea presente en la sociedad), donde el hombre proveía y la mujer administraba y mantenía en orden el hogar[1]. La circunstancia anterior sirvió de esquema para considerar que el género femenino no podría realizar funciones corporativas o de altas responsabilidades laborales lo que auspicio la idea de pagar un salario menor a la mujer aun cuando realizara las mismas funciones que un varón precisamente por esta idea. Circunstancia que se mantiene hasta la actualidad una de las razones por las que siguen luchando los grupos feministas en nuestro país.

Ahora bien, no es un secreto ni para los mexicanos ni para la comunidad internacional que en México los índices de violencia han aumentado[2] de forma considerable y realmente alarmante, de esta circunstancia el género femenino también ha sufrido las consecuencias tan lamentables dando  como resultado altos índices de violencia hacia la mujer, lo que generó que en esta tercera época de la historia nacional, el feminismo ya no sólo luche por igualdad de  derechos sino que también levante la voz para exigir seguridad.

En México hay un índice de siete muertes violentas de mujeres por día,[3] lo que los grupos feministas han acusado de ser un problema de género, sin embargo, habrá que hacer un análisis más profundo para determinar si se actualiza esta condición.

Lo anterior es sólo una de las líneas de las que  se desprende el trabajo del legislador para crear el tipo penal específico para sancionar esta conducta, lo denomino feminicidio  el cual está contemplado en el artículo 148 bis del Código Penal vigente para la Ciudad de México así como en los diversos códigos penales de cada entidad del país, el cual a letra dice “Comete el delito de feminicidio, quien por razones de género, prive de la vida a una mujer…”  Del concepto anterior es importante resaltar la debilidad del tipo penal y la mala aplicación que se le ha dado para sancionar este delito.

Así pues, resulta que el feminicidio se puede entender como el asesinato de una mujer por el hecho de ser mujer, en otras palabras un homicidio ocurre cuando un sujeto  priva de la vida a otro sujeto, sin importar que la parte activa o pasiva[4] sea hombre o mujer, en el caso concreto para acreditar el delito de feminicidio se tiene que actualizar que el sujeto pasivo del delito sea, necesariamente, del sexo femenino.

Ahora bien derivado de lo anterior, hay varias acotaciones que se deben hacer:

La primera, es difícil que el tipo penal se actualice dada la complejidad de acreditar que el asesinato se cometió por una cuestión de género,  es muy común que se confunda el homicidio con el feminicidio. Para ello habrá que realizar el análisis de lo sucedido en Ciudad Juárez y el Estado de México, con sus respectivas condiciones socio-económicas. (Aspecto que será motivo de otro artículo).

Finalmente, es necesario señalar que el legislador en la realización del tipo penal sugiere que el sujeto activo del delito necesariamente tiene que ser hombre, circunstancia que no se actualiza toda vez que mujeres también podrían cometer el delito de feminicidio en razón de asesinar a una mujer por el hecho de ser mujer.

De lo anterior se desprende que el hecho que el legislador de un tipo penal específico para la atención de esta conducta no garantiza seguridad, ni previene y mucho menos erradica el delito de feminicidio, al parecer sólo trató de dar una solución que quedó en letra muerta pues al complicar la acreditación del tipo penal, el ministerio público al momento de acusar por este delito se verá en dificultad de acreditarlo lo que generará impunidad en los homicidios violentos cometidos contra las mujeres.

El pasado mes de mayo de 2017 fue encontrado el cuerpo  sin vida Lesvy  Berlin, una mujer de 22 años de edad dentro de las instalaciones del Campus central de la Universidad Nacional Autónoma de México, se organizaron movilizaciones que incluyeron una marcha por las instalaciones universitarias, siendo el caso que cuando un grupo de hombres, que iban en apoyo del movimiento, intentaron marchar exigiendo el esclarecimiento de tan lamentable hecho las mismas les negaron la oportunidad de hacerlo en el contingente principal, alegando un sinfín  de razones que, desde mi perspectiva eran totalmente infundadas. Quizá el ideal aquí sería que en luchas como esa, hombres y mujeres avancen juntos  y se alcance una verdadera consciencia de lo que está ocurriendo en nuestro país, que la seguridad pública ya no es ni para hombres ni mucho menos para mujeres.

Indudablemente en México hay problemas de equidad de género que deben ser reclamadas por la ciudadanía, por la sociedad, por los seres humanos que habitamos bajo este orden social, pero debe ser de forma conjunta, es decir, hombres y mujeres en un plano de igualdad exigir equidad entre derechos y obligaciones, sin embargo considero que se debe trabajar desde la familia inculcando a las nuevas generaciones que el hombre y la mujer no es ni más ni menos fuerte, que TODOS SOMOS IGUALES.

[1] Y me atrevo a afirmar que esta idea aún se mantiene en importantes regiones del país e inclusive en las grandes urbes del territorio nacional.

[2] Puede verse más en: http://www.animalpolitico.com/2012/12/un-cuarto-de-siglo-de-violencia-contra-la-mujer/

[3] Dato consultado en: http://www.animalpolitico.com/blogueros-seguridad-180/2017/03/06/la-violencia-genero-la-guerra-las-mujeres/

[4] Sujeto activo del delito: Persona que realiza la conducta que la ley considera como delito.

Sujeto pasivo: Persona que recibe directamente las consecuencias de la conducta delictiva desplegada por el sujeto activo del delito.

 

Publicado en ¿Qué es Anagénesis Jurídico?, Complejidad Social (Derecho, Economía y Política)

Aspectos generales para entender las concesiones

Por Ricardo A. Alanís Sánchez

 El presente artículo tiene como finalidad explicar algunos de los elementos esenciales para la comprensión del tema de las concesiones, el cual es de importancia no sólo para quienes se encuentran inmersos en el mundo jurídico sino también para la sociedad en general.

La concesión administrativa es el acto por el cual se concede a un particular el manejo y explotación de un servicio público o la explotación y aprovechamiento de bienes del dominio del Estado.[1] Con lo anterior se debe aclarar que la autoridad administrativa tiene la libre decisión para determinar qué hacer o qué no así que puede escoger a quién darle una concesión, siempre teniendo en consideración algunos elementos esenciales tales como la solvencia económica para llevar a cabo los fines que se establecen desde el inicio.

Puede entenderse también por concesión, el documento formal, que contiene el acto administrativo en el que se otorga la concesión.[2]

Por otra parte es necesario establecer que cualquier cosa que nosotros vayamos a entregar de forma temporal o definitiva siempre debemos de tenerlo estipulado en un contrato para poder evitar problemas al final de éste. Bajo esta tesitura, Rafael de Pina Vara define a la concesión como: Acto  de la administración en virtud del cual se otorga, mediante determinada condiciones, a un servicio de interés general realizado por un particular, carácter de servicio público como si fuera realizado por la administración.[3]

Para que un individuo reciba una concesión por parte de  la administración pública, debe de cumplir con requisitos establecidos en la ley. Existirá una concesión cuando  la administración pública necesite que algún sector sea impulsado por los particulares para alcanzar un objetivo en pro de la sociedad.

A continuación analizaré algunos de los requisitos esenciales para que la concesión tenga vida, de la misma manera me enfocaré sólo en el estudio de alguno de esos elementos que pueden llegar a ser poco claros o imprecisos dentro de las explicaciones jurídicas comunes.

De acuerdo con el Dr. Miguel Acosta Romero hay una serie de requisitos que se deben cumplir para la entrega de la concesión. Esos requisitos son los siguientes:

  1. a) capacidad del concesionario
  2. b) capacidad de técnica del concesionario
  3. c) capacidad financiera
  4. d) plazo
  5. e) derechos del Concesionario
  6. f) obligaciones del concesionario
  7. g) rescate
  8. h) derecho de revisión
  9. i) procedimiento para otorgar la concesión
  10. j) extinción de la concesión

  Obligaciones del concesionario

 En  cuanto a las obligaciones que posee el concesionario es menester mencionar las siguientes[4]:

  1. a) ejercitar personalmente los derechos derivados de la concesión
  2. b) no transferir, enajenar o gravar los derechos derivados de la concesión, sin el previo consentimiento de la autoridad concedente
  3. c) contar con elementos personales, materiales y financieros para prestar los servicios públicos o efectuar la explotación de los bienes en condiciones óptimas
  4. d) no ceder, traspasar o gravar el equipo o los bienes destinados a la concesión, sin consentimiento de la autoridad concedente.
  5. e) realizar las obras necesarias para prestar el servicio público o explotación de los bienes
  6. f) prestar el servicio público o la explotación de los bienes del estado, en los términos y condiciones que señale la disposición legal

Por otra parte debemos también hacer mención del tema del rescate el cual desglosamos a continuación.

Rescate

Es un acto administrativo, mediante el cual la autoridad  administrativa, recupera los bienes que había concedido previamente por causas de utilidad pública.[5]

El órgano administrativo tiene la capacidad para recuperar sus bienes ya que nunca fueron propiamente del particular. Cuando el órgano administrativo recoge el bien explotado antes de que se cumpla el plazo y bajo circunstancias específicas en la ley y en el contrato  se debe de cumplir con el pago de una indemnización.

Este punto se debe analizar desde una visión opuesta ya que se puede recoger el bien por simple hecho de que lo están utilizando de forma incorrecta. En esta hipótesis el concesionario es quien se hará acreedor a una sanción de conformidad con la ley.

  Derecho de reversión

Una vez concluido el contrato o bien cuando se han alcanzado los objetivos motivo de la concesión que se tenía con el particular para explotar el bien dentro de determinado plazo y condiciones, pasará de nuevo al Estado. Claro está que el objeto explotado debe de ser regresado sin vicios. Asimismo el objeto debió de haber cumplido con la finalidad que fue un fin de carácter general para el avance de la sociedad.

  Procedimiento para otorgar la concesión

El procedimiento para otorgar la concesión se inicia con una solicitud del particular, en el que se llenan todos los requisitos que exigen las disposiciones legales;  generalmente se publica un extracto de la misma en el Diario Oficial de la Federación.[6]

Es muy importante que la solicitud sea por parte del particular y que no esté viciada la voluntad de la persona. Es relevante que los requisitos que se piden para la concesión de la materia específica sea publicada en el Diario Oficial de la Federación para que las personas que cumplan con dicha disposición puedan competir por la concesión

 Extinción de la concesión

Hay formas para cumplir con la concesión que son:

  1. a) revocación
  2. b) caducidad
  3. c) rescate
  4. d) renuncia
  5. e) quiebra
  6. f) muerte del concesionario
  7. g) conclusión del plazo

 Ejemplos de concesiones

Para entender el tema en el mundo de la realidad jurídica mencionaré algunos ejemplos de concesiones en nuestro país, algunos de estos casos han sido revocados otros siguen operando, lo interesante de cada caso es que se manifiesta de forma concreta alguno de los aspectos aquí analizados.

Caso 1

En la sesión de pleno del 10 de febrero, el Instituto Federal de Telecomunicaciones negó la prórroga de vigencia de 16 concesiones de Megacable por contar con una concesión única.[1]

Megacable quería renovar 16 concesiones a pesar de contar con una concesión única que durará 30 años. Esta figura permitirá ofrecer los servicios que puedan sin tener que pedir autorización al gobierno. Prácticamente puedes explotar tu compañía mientras ésta tenga los elementos financieros, humanos y materiales para  ofrecer el servicio a nivel nacional.

En este caso era evidente que la decisión del pleno del IFT le iba a negar la renovación de las 16 concesiones por tener una concesión única que le permitirá explotar su compañía.

Caso 2

El Ciudadano Alberto Ramírez y Ramírez, solicitó al gobierno de Puebla aclarar la observación que hace la Auditoría Superior de la Federación (ASF) respecto de la adjudicación de la concesión  para construir el segundo piso de la autopista México – Puebla.

Alberto Ramírez y Ramírez es el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC). Él dijo que no le parecía lógico realizar una obra con un costo aproximado de 100 a 400 millones de pesos donde la mitad de la obra iba ser dada por las empresas OHL y Pinfra.

El C. Alberto le pidió a la Auditoría Suprema de la Federación que realizara una investigación a fondo para revisar que todo estuviera en orden. Al final de la auditoría se llegó a la conclusión de que la concesión entregada no cumplió con criterios financieros establecidos en la norma jurídica, eficacia y eficiencia. La Secretaria de Comunicaciones y Transportes  y el gobierno de Puebla no cumplieron con dar el sustento jurídico para otorgar las concesiones.

Caso 3

Con el llamado a cuidar el agua y hacer un uso más eficiente del líquido vital, tanto en el consumo humano como en la agricultura, el gobernador Rafael Moreno Valle, y el titular de la CONAGUA, Roberto Ramírez de la Parra entregaron 204 títulos de concesión a usuarios de aguas nacionales en el estado de Puebla,.

El gobernador de Puebla dijo que es vital la implementación del agua en todos sus ámbitos. En relación con la población es fundamental para que la gente siga subsistiendo y nunca falte el abastecimiento de agua. Asimismo dijo que se debe de implementar un sistema de riego especial para aprovechar el agua en la ganadería y agricultura.

Conclusión

En general las concesiones son algo muy importante para poder explotar algo que sirva para el desarrollo de la sociedad. Bajo esta tesitura debe de cumplir dos requisitos muy importantes los contratos referentes a las concesiones,  y son:

  1.  debe de ayudar a la sociedad en general
  2.  realizar el contrato entre la administración y el concesionante

Hay ciertos ámbitos en el que no se pueden pedir concesiones ya que únicamente le corresponden al gobierno mexicano su explotación, los cuales son:

  1.  acuñación de moneda
  2.  correos
  3.  radiotelegrafía
  4.  emisión de billetes
  5.  petróleo
  6.  hidrocarburos
  7.  petroquímica básica
  8.  minerales radioactivos
  9.  energía nuclear
  10.  electricidad

En estas ramas el Estado no podrá entregar concesiones ya que debe de encargarse de su explotación para ayudar a la sociedad. Si alguna secretaría llegara a dar una concesión en algunos de estos rubros se hará acreedora de una multa y el responsable que hizo posible dicha concesión será despedido con posibilidad de llevar cargos penales en su contra.

Para que se lleve a cabo un contrato de concesión se deberán cumplir con todos los requisitos jurídicos  ya que si no es así la concesión podría ser nula y la explotación del objeto no podrá realizarse.

Si la concesión no cumple con el objetivo primordial que es el de satisfacer necesidades generales de la población se le retirará la concesión. Asimismo  a aquellos que lleven a cabo el acto de la concesión serán los únicos obligados para realizar el acto de  explotar el objeto.

La concesión es una herramienta fundamental del Estado para garantizar el cumplimientos de ciertos aspectos que se ha propuesto en virtud de las necesidades de la sociedad, bajo esta línea existirán ciertas reglas que deben cumplirse por ambas partes, en toda la realización de este trabajo se maximizó la importancia de que el punto principal radica en que debe ser siempre buscando un beneficio para la sociedad. Las reglas generales son las de un contrato que pudiera realizarse en cualquier materia. Entender el tema de las concesiones es comprender que siempre habran ciertos sectores que para alcanzar beneficios con mayor eficiencia y eficacia deberán quedar en manos de particulares siempre con vigilancia para que se pueda cumplir con el propósito principal.

[1] Fraga, G.  (2002). Derecho Administrativo.  Ciudad de México, México: Porrúa

[2] Acosta, M. (1999). Teoría General de la Administración. Ciudad de México, México: Porrúa

[3] De Pina, R. (2015). Diccionario de Derecho. Ciudad de México, México: Porrúa

[4] S.N. Recuperado :

http://www.juridicas.unam.mx/publica/librev/rev/jurid/cont/26/pr/pr19.pdf

[5] Jorge, E. Teoría General de la concesión. Recuperado de http://www.juridicas.unam.mx/publica/librev/rev/jurid/cont/26/pr/pr19.pdf

[6]  Acosta, M. (1999). Teoría General del Derecho Administrativo. Ciudad de México, México: Porrúa.